Solidaridad

21 abril 2016, 20: 06
La Asociación de Magistrados y Funcionarios dijo que sus aportes a la caja previsional del ISSN son superiores a la de otros agentes, y que el verdadero privilegio lo tienen los legisladores y las legisladoras que adquieren el derecho a jubilarse bajo su régimen especial con sólo un año en el cargo.

Esta nota la escribimos para el diario Rio Negro. Le agregamos algunos links y documentos:

El consejo directivo de la Asociación de Magistrados y Funcionarios emitió un comunicado en el que subrayó que “la solidaridad” de sus miembros con la caja previsional del Instituto de Seguridad Social de Neuquén (ISSN) ha sido “muy superior al resto de los agentes, judiciales y no judiciales”. Y no perdió la oportunidad para enrostrarle a los legisladores que ellos adquieren el derecho a jubilarse bajo su régimen especial con sólo haber estado un año en el cargo.

El gobernador Omar Gutiérrez decretó el aumento de los aportes personales y las contribuciones patronales al ISSN para los trabajadores del régimen previsional ordinario de la ley 611, y excluyó al de magistrados y funcionarios previsto en la ley 859.

La semana pasada el bloque del Movimiento Popular Neuquino presentó un proyecto de ley para que el incremento también los alcance. En sus fundamentos los diputados expresaron que es necesario “preservar la equidad al interior del sector público provincial” y contribuir “a la solidaridad que debe ser el criterio predominante y fundante del sistema previsional.”

En la actualidad el aporte a la caja previsional del ISSN que hacen los magistrados y funcionarios es de 14,5%. De aprobarse la iniciativa del oficialismo el porcentaje ascendería a 18,5%.

La asociación dijo que no se opondrá al proyecto porque es facultad del poder Ejecutivo fijar el porcentaje de aportes (aquí el comunicado completo).

“Esta Asociación no tomó conocimiento de que los jueces no habían sido incluidos en el incremento del aporte al ISSN hasta que la noticia fue difundida en los medios periodísticos y no tuvo ningún contacto ni anterior ni posterior con el poder Ejecutivo vinculado con este tema”, afirmó la organización.

“La “solidaridad” de los magistrados y funcionarios con la caja jubilatoria ha sido porcentualmente muy superior al resto de los agentes, judiciales y no judiciales, ya que quienes contribuyen con porcentajes mayores -como Policía- es porque se jubilan a una edad muy inferior a la de los que se acogen a la jubilación ordinaria de la ley 611. No es nuestro caso ya que realizamos aportes mayores y por más tiempo que los demás agentes provinciales, muy superiores si los comparamos con todos los funcionarios electivos (como los propios legisladores) que adquieren el derecho de jubilarse por el régimen especial de nuestra ley 859 con sólo haber permanecido un año en el cargo para el que fueron elegidos”, agregó la asociación en su escrito.

La ley 1282 fue sancionada en 1981. Establece que quedan comprendido en los beneficios del régimen especial de jubilaciones y pensiones para magistrados y funcionarios judiciales, instituidos por ley 859, las personas que hayan ejercido o ejercieren en el futuro cargos de carácter electivo en los poderes del estado provincial y de los municipios adheridos al régimen previsional de la ley 611, y hayan tenido una antigüedad en el cargo no menor de un año continuo o dos discontinuos.

Para tener el beneficio deberán acreditar un período mínimo de diez años de servicios con aportes al Instituto de Seguridad Social de la Provincia.

Tendrán derecho a la jubilación ordinaria siempre que tengan como mínimo treinta años de servicios computables con aportes en alguno o algunos de los organismos integrantes del sistema nacional de reciprocidad jubilatoria, y hubieran cumplido sesenta años.

“¿Eso es ser solidario?”

El diputado emepenista, Cladio Domínguez, fue el primero en salir a responderle a la asociación.

Dijo: “En la última ley que se aprobó en la Legislatura se incrementaron las sumas remunerativas y no bonificables; me gustaría que estas sumas comiencen a ser bonificables. También, en esta última norma se aumentaron la antigüedad, la cual no la computan igual a cualquier empleado público, ya que adquieren la antigüedad en el Poder Judicial desde el momento que obtuvieron la matrícula y no desde que empezaron a trabajar. Por lo tanto, si una persona que ingresa al Poder Judicial a los 44 años y se matriculó a los 24, ya ingresa con un 45 por ciento más de sueldo; yo me pregunto: ¿Eso es ser solidario? ¿Tener sumas no bonificables y no pagar impuesto a las ganancias es ser equitativo con el resto de la sociedad? Deberían dar el ejemplo; y así como les gusta sacar acordadas eximiéndose de impuestos y otorgándose privilegios, ser un poco más “justos”, si es que lo son, y demostrar a la sociedad que son parte de ella y no una casta privilegiada.”

Etiquetas , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.