La mano dura no se rinde: devuelven a la policía de Nueva York la facultad de detenciones indiscriminadas

3 noviembre 2013, 6: 55

cacheo_gos

 

Un tribunal de apelaciones suspendió la declaración de inconstitucionalidad del programa «detener y cachear». Y sacó del caso a la jueza que osó emitir ese fallo.

Les contamos allá por agosto que en un fallo histórico, un tribunal federal determinó que la controvertida táctica de “detener y cachear”utilizada por el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York es inconstitucional.

Los fallos, en inglés, los obtuvo la APP y están aquí y aquí.

Ahora nos enteramos, a través de Democracy Now, que «la implementación de cambios de gran envergadura en el controvertido programa ‘detener y cachear’ del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York ha sido suspendida«.

El fundamento del fallo de la jueza federal Shira Scheindlin era que la policía actúa en base a una «política de discriminación racial indirecta» que lleva a los agentes a detener de manera rutinaria a ciudadanos «negros y de origen hispano que no serían detenidos si fueran blancos«.

Dice Democracy Now que Scheindlin no canceló la práctica de «detener y cachear», sino que nombró un supervisor federal para que monitoree la implementación de una serie de reformas en dicho programa.

El gobierno de la ciudad apeló el fallo de Scheindlin, con el argumento de que éste vuelve a los agentes de policía «pasivos y temerosos» de cachear a sospechosos.

El jueves 31 de octubre el gobierno logró su cometido y mucho más: Un tribunal de apelaciones suspendió los cambios, frenó de hecho las tareas del supervisor y permitió que los agentes de policía sigan llevando a cabo la práctica de «detener y cachear».

Además, el tribunal tomó la inusual e impactante decisión de retirar a Scheindlin del caso, argumentando que ella había «entrado en conflicto» con el código de conducta que rige al poder judicial estadounidense y había puesto en riesgo la «imagen de imparcialidad judicial en este litigio» al conceder entrevistas a los medios, cuando aún el caso estaba pendiente de resolución en su juzgado.

La política de «detener y cachear» ha sido un tema muy importante durante la campaña para las elecciones a la alcaldía de la ciudad de Nueva York, que tendrán lugar este martes 5 de noviembre.

La política de parar a personas para cachearlas ha estado en vigencia de una forma y otra durante décadas, pero los casos registrados aumentaron dramáticamente bajo el gobierno del alcalde Michael Bloomberg a un nivel récord de 684.300 en 2011, mayormente negros e hispanos. La demanda fue presentada en 2004 por cuatro hombres y se convirtió en una demanda colectiva.

Etiquetas , , , ,

Un comentario para La mano dura no se rinde: devuelven a la policía de Nueva York la facultad de detenciones indiscriminadas

  1. Racionalidad
    4 noviembre 2013, 12: 01 para 12:01

    Que triste casualidad el apellido del alcalde…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.