“Viste que te dijimos que te íbamos a agarrar”

12 abril 2016, 22: 55

Dos adolescentes fueron golpeados por personal de la comisaría 35 de Rincón de los Sauces. La jueza penal del Niño y el Adolescente ordenó el cese de toda medida que afecte su libertad. Libró un oficio con carácter de urgente al jefe de la Policía e hizo saber que los casos son reiterados. Resolución completa.

La jueza penal del Niño y el Adolescente, Carolina García, hizo lugar a un habeas corpus preventivo interpuesto en favor de dos adolescentes que fueron golpeados y hostigados por personal de la comisaría 35 de Rincón de los Sauces. Se dispuso por el término de noventa días. Aquí encontrarán la resolución completa.

No es la primera vez que pasa. Dos policías de la comisaría fueron sobreseídos por vencimiento de plazos en 2014. Estaban acusados por vejámenes. En aquel momento también se había presentado un habeas.

En esta oportunidad uno de los chicos, víctima de los ataques, declaró en audiencia que el 19 de febrero pasado:

cuando iba caminando con un amigo, comenzó a perseguirlos una camioneta policial, al acompañante tras pegarla una patada lo hicieron ir y le pegaron en la cara, le dieron la cabeza contra la pared, le lastimaron una uña, eran cuatro o cinco policías. En el teléfono celular tiene las fotos que fueron adjuntadas como prueba. Le expresaron “viste que te dijimos que te íbamos a agarrar…”. Cuando lo dejaron ir, dos policías lo corrieron hasta su casa.

Otra vez le arrancaron el pelo, porque lo tenía largo. Siempre le dicen a quien lo acompaña que se retire y entonces lo golpean. La policía lo conoce. Las veces que lo llevaron a la Comisaría, nunca le hicieron nada, siempre fue en la calle, nunca estuvo en un Juzgado por causas penales. Generalmente son los mismos policías, con algún otro que esté de servicio en ese momento.

La madre del muchacho también compareció. Aseguró que su hijo:

algunas veces anda robando cosas o drogándose, la policía lo agarra, le saca las cosas
de la mochila y lo golpean, lo mismo si lo ven drogándose; nunca lo llevan a la comisaría como corresponde. Ella tiene conocimiento que su hijo hace cosas malas, pero nunca lo llevan a la comisaría, y hacen las cosas como deberían, sólo le pegan.

La mujer señaló que el adolescente no asiste al colegio y describió su situación de vulnerabilidad:

No hace nada. Cuando no está con ella, se viene sólo a Neuquén, está un par de meses y después vuelve. No tiene padre. Se manda sólo, no le gusta que le pongan límites, se va. Ella en la casa no lo deja fumar, que ande con malas juntas, que se drogue, etc., porque tiene una nena de cuatro (4) años. En diciembre volvió a Rincón de los Sauces. Ha estado en hogares pero se escapa. Se comunica con el a través de Facebook cuando se va de la casa. En Neuquén vive en la calle, ha dormido en la plaza, o se hace amigos en la calle y se va a la casa de alguno.

La médica del hospital de Rincón de los Sauces que acreditó las lesiones dijo que había atendido otros casos:

en diez (10) días atendieron cinco (5) o seis (6) casos, adultos en su mayoría, es una seguidilla, van al hospital luego de la liberación, ella sólo interviene médicamente.

García ordenó al jefe de la comisaria que notifique a su personal que se dispuso:

el cese de toda medida que pueda afectar la libertad ambulatoria de los jóvenes, toda medida de hostigamiento que afecte la salud física o psíquica de los nombrados. Así como también se ha dispuesto la prohibición de aprehenderlos por averiguación de identidad, de antecedentes o por motivos contravencionales; y la prohibición de nombrarlos públicamente directa o indirectamente; debiendo adoptarse todas las medidas necesarias para impedir que la libertad ambulatoria de los mencionados menores permanezca amenazada por personal policial de dicha dependencia; en particular que solo podrán restringir la libertad ambulatoria de los mismos en el caso de que resulte indudable que se ha dado a su respecto alguno de los supuestos en los que la ley impone hacerlo, debiendo notificar dicha situación inmediatamente al señor Fiscal de Delitos Juveniles.

También libró un oficio con carácter de urgente al jefe de la policía de Neuquén a fin de que haga cumplir lo ordenado y al jefe de la comisaría, dejando constancia la PREOCUPACIÓN (así, con mayúscula) manifiesta tanto de defensores penales, defensoras de los Derechos del Niño y del Adolescente y del fiscal de Delitos Juveniles

de los múltiples casos -formales e informales- que vienen sucediendo en la ciudad de Rincón de los Sauces similares al presente.

Etiquetas , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.