Arriba las manos, esto es el Estado

5 abril 2016, 7: 11

Cinco policías protagonizaron una salvaje golpiza al ingresar en una precaria casilla de Neuquén, y fueron acusados por lesiones graves. El mismo día fue sobreseído otro grupo de efectivos por encontrarse vencido el plazo previsto para la apertura de la investigación preparatoria.

El 17 de agosto de 2015, a las 3 de la madrugada, un grupo de policías de la comisaría 46 llegaron en un móvil hasta la calle Rio Colorado 2800 de la ciudad de Neuquén, en el límite con Plottier, zona rural. Allí viven Marco Garrido y su pareja Analía Montecino, en una precaria casilla. Tres de los policías ingresaron y sin mediar palabra alguna comenzaron a golpear al hombre: puño y puntapié.

Lo sacaron de la vivienda, y continuaron con el ataque. La mujer le avisó por teléfono a Domingo, el padre de Garrido, lo que estaba sucediendo. Al poco tiempo llegó al lugar junto con su pareja, Verónica. Al verlos uno de los policías tomó su arma reglamentaria y le apuntó, manifestándole a Verónica que si intervenía la iba a matar. Domingo recibió disparos en su cuerpo de una escopeta. Sufrió lesiones en la cara, tórax y miembros inferiores, como así también la pérdida total de la visión del ojo derecho. Su hijo, Marco, presentaba escoriaciones en ambas rodillas.

El fiscal Agustín García acusó por lesiones agravadas, en virtud del abuso de la función, en carácter de coautores a los policías: Wilson Santiago Nicolás Bustos, Leandro Salinas, Matías Mellan, César Rodríguez y Luis Laime. 

El plazo de investigación fijado fue de cuatro meses. La audiencia fue conducida por el juez Martín Marcovesky.

Cuando el fiscal hizo alusión a la prueba colectada hasta el momento mencionó, entre otros puntos, que se habían secuestrado 30 postas de goma, de colores negro y verde, dos tapas de cartucho de escopeta, y un separador.

También se tomaron fotocopias de los partes diarios de la comisaria 12, de la 7 y de la 46 relacionados con el día del hecho. García dijo que:

La particularidad es que detallan todas novedades que se van sucediendo, pero ninguna hace referencia a nada vinculado con el presente suceso.

Se solicitaron también los reportes de eventos del comando, tampoco se da ninguna referencia al hecho denunciado por los Garrido.

Se solicitó un detalle de las llamadas entrantes y salientes al celular asignado a ese móvil policial, y tampoco surge ninguna novedad a efectos de este hecho.

Los defensores, Nahuel Urra y Marcela Herjo, no contrariaron la formulación de cargos. Aquí la audiencia completa:

Sobreseimiento

El juez Dardo Bordón dictó el sobreseimiento a un grupo de policías involucrados en una causa por apremios ilegales. Sostuvo que estaba vencido el plazo de los sesenta días previsto para la apertura de la investigación preparatoria.

Los hechos ocurrieron el 25 de mayo de 2014 en el barrio Cuenca XV. Aquí encontrarán el video que publicó el diario «Rio Negro» en el que se ve cómo se realiza la violenta detención de un joven.

Bordón dijo:

El tiempo que viene insumiendo este proceso penal es de 1 año, 10 meses y 10 días contados desde el 25 de mayo del año 2014. Podríamos restarle un día más porque la denuncia fue efectuada el 26 de mayo de 2014.

Desde entonces y hasta hoy se han superado con holgura, con manifiesta holgura los plazos que autoriza el Código para investigar y para disponer la apertura de la investigación preparatoria. Sin perjuicio de la realización de esta audiencia de formulación de cargos, ni de la anterior que se llevara adelante en octubre de 2015 (en aquella oportunidad el juez Marcelo Muñoz no tuvo por formulados los cargos y sostuvo que la acción penal no estaba extinta).

La apertura de la investigación preparatoria es el presupuesto fáctico y jurídico de la formulación de cargos. Si aquella no ha sido resuelta o dispuesta con anterioridad nada hay para formularle al imputado en esta audiencia.

Ni la agenda de la oficina judicial, ni la resistencia del imputado puede impedirle a la fiscalía a que esta disponga de la apertura preparatoria, y que recurra a otros medios para darla a conocer distinta de esta audiencia, porque este es el acto por el cual la acción penal pública, o dependiente de instancia privada, se promueve.

Esta etapa de la investigación preliminar integra el proceso. Los imputados estaban debidamente individualizados y no encuentro realmente ninguna circunstancia que me pueda desviar de estos razonamientos para atender como excusables el tiempo que viene insumiendo esta investigación.

La resolución del magistrado:

Etiquetas , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.