Dos vocales consideraron que adelantaron opinión sobre las causas de transición cuando promovieron la “ley de prórroga”

27 Marzo 2016, 12: 51

Se excusaron de intervenir en el primer caso en el que el Tribunal Superior de Justicia fijará criterio sobre cuándo finaliza el proceso para las causas penales provenientes del sistema anterior.

Oscar Massei. Ilustración: Santiago Amillano.

Oscar Massei. Ilustración: Santiago Amillano.

Ricardo Kohon, Oscar Massei y Alfredo Elosú Larumbe se excusaron de intervenir en el primer caso que llegó al Tribunal Superior de Justicia, en el que se debate la aplicación del artículo 56 de la ley orgánica de la justicia penal para las causas de transición.

El caso es el de un hombre que fue condenado por robo calificado y cuya sentencia no había sido revisada antes del 16 de enero de 2016. Aquí encontrarán la audiencia completa y aquí la resolución del Tribunal de Impugnación (TI) que dictó el sobreseimiento por el vencimiento de los plazos.

El TSJ se tomó más de un mes (si tomamos como fecha la resolución del TI que se conoció el 17 de febrero, sino son 23 días desde que entró el legajo al edificio de Alberdi 52) para resolver los apartamientos, definir la integración de la sala penal y fijar fecha de audiencia (sigue siendo inentendible como las instancias inferiores tienen plazos fatales y el máximo tribunal, ordenatorios).

Evaldo Moya y Soledad Gennari, quienes finalmente intervendrán en el caso, resolvieron aceptar las excusaciones de sus colegas. Aquí la resolución.

Elosu Larumbe pidió excusarse porque había sido parte del tribunal de juicio que condenó al imputado.

Ricardo Kohon. Ilustración: Santiago Amillano.

Ricardo Kohon. Ilustración: Santiago Amillano.

Kohon y Massei, en cambio, hicieron otro planteo: dijeron que al haber impulsado la ley que estableció el plazo para las impugnaciones en las causas de transición (que finalmente de nada sirvió por el asunto del Boletín Oficial) habían adelantado opinión.

Los vocales sostuvieron que:

como refrendaron el Acuerdo Extraordinario n° 5397 de fecha 19 de noviembre del pasado año, mediante el cual se elevó a la Honorable Legislatura Provincial un proyecto de reforma de la Ley Orgánica de la Justicia Penal -que derivó luego en la Ley 2974-, las valoraciones hechas en sus considerandos implican una toma de postura sobre el tema central de la litis, razón por la cual la integración de la Sala Penal con aquéllos afectaría de manera patente la garantía de imparcialidad del juzgador, como derivación del debido proceso legal.

Sin embargo, sus pares sostuvieron que haber participado del acuerdo no afecta la garantía de imparcialidad:

no cualquier intervención judicial anterior pone en crisis la imparcialidad objetiva, sino aquella que se traduzca en el ejercicio progresivo de diferentes funciones judiciales a lo largo de la causa.

los Dres. Kohon y Massei nunca actuaron como magistrados en etapas previas en este legajo, sino además porque la suscripción de aquel Acuerdo Extraordinario, por ser una tarea propia y derivada del artículo 240 inc. “e” de la Carta Magna Provincial, hace a una función del Tribunal Superior de Justicia que no compromete la imparcialidad de sus miembros.

la norma sancionada a partir del Acuerdo Extraordinario en cuestión siquiera resultó aplicada en el caso, en tanto hubo conformidad de partes en que dicha ley debía ser obviada por su tardía publicación en el Boletín Oficial.

Sin perjuicio de lo dicho, no puede dejar de repararse en que los señores Vocales del Cuerpo, Dres. Ricardo T. Kohon y Oscar E. Massei, se encuentran claramente afectados en su fuero interno al estimar que existen incompatibilidades evidentes que pueden comprometer su futura intervención en el proceso y, de ese modo, afectar el ejercicio del Derecho de Defensa del imputado.

Esta afirmación, que ya no responde a criterios objetivos, sino que transita por un carril que hace al ámbito personal de aquéllos, los afecta de manera evidente en su ánimo; situación equiparable a la llamada violencia moral, que se hallaba presente en el antiguo texto procesal como causal de excusación y que actualmente se encuentra englobada en un único motivo de apartamiento (cfr. art. 40 del C.P.P.N.).

Sobre este punto hay que decir que Moya también firmó el entonces proyecto de ley, y será parte del tribunal. Él mismo se encargó de aclararlo en la resolución:

uno de los jueces que refrenda este decisorio -el Sr. Presidente del Cuerpo, Dr. Evaldo D. Moya- también ha participado en el Acuerdo Extraordinario n° 5397 y no ha visto menguada de forma alguna su capacidad para resolver la cuestión de forma imparcial.

La audiencia se realizará el martes 29 de marzo, a partir de las 9.

Etiquetas , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.