La Legislatura creó dos cargos de juez laboral de Neuquén (y el Tribunal ordenó una «exhaustiva auditoria» del fuero)

27 agosto 2015, 12: 24

La creación es por el incremento de causas, según los fundamentos del proyecto de ley. En paralelo se dispuso una auditoría, luego de que el Colegio de Abogados planteara «quejas» por la demora en el dictado de las sentencias de los juzgados.

La Legislatura aprobó la creación de dos cargos de juez laboral de Neuquén (aquí el proyecto enviado por el Tribunal Superior de Justicia). El 13 de agosto pasado fue tratado en general y el miércoles 26, en particular.

La iniciativa fue fundada en el incremento de las causas, que entre 2009 y 2012 trepó al 43,5%, según cifras del Tribunal:

Se propone únicamente la creación de los cargos de Jueces, en consonancia con las estructuras que se adoptarán a futuro en las reformas venideras. Esto es, el esquema de oficinas judiciales, estructuras comunes para asistir a los distintos jueces, sin una estructura administrativa organizada como juzgado.

Actualmente hay cuatro juzgados laborales a cargo de: Sergio Cosentino (quien asumió en lugar de Ana Zapperi), Mónica Martens, Luis Trani y José Ruiz.

En paralelo, y por acuerdo del Tribunal (aquí completo), se dispuso una «exhaustiva auditoría» del fuero laboral que no deberá superar los 30 días, a partir de un planteo del Colegio de Abogados y Procuradores de Neuquén.

La organización comunicó las quejas recibidas por las demoras en el dictado de sentencias de los juzgados laborales «que en algunos casos superan el año y en otros hasta dos años». Se consigna en el acuerdo que el Colegio aseguró que:

muchos profesionales advierten sobre la demora en la tramitación de expedientes donde sea perdido la oficiosidad propia de los trámites laborales “…habiéndose ordinarizado el proceso en virtud de la gran cantidad de actividades que deben realizar los abogados en el expediente…”, los cuales antes eran realizados por el Juzgado.

También que hay:

demoras en proveer simples despachos, que en algunos casos superan los 60 días, señalando que si bien el cuerpo móvil ha agilizado el dictado de las providencias, se observa que las personas actualmente están realizando los trámites que debe realizar el Juzgados una vez normalizado.

no existe una uniformidad en el dictado de las providencias lo que genera en muchos casos que los matriculados ante una misma situación, obtenga distintos proveídos, en tanto cada juzgado tiene su criterio al respecto.

que la situación expuestas ha perjudicado a muchos profesionales llegando incluso a la pérdida de sus clientes por la falta de respuesta de los Juzgados.

El Tribunal ordenó una auditoría desde el 1 de febrero de 2014 en adelante, que incluirá además de la «verificación física de los expedientes» los datos que surjan del sistema Dextra (horarios de inicio y de finalización de la labor de los usuarios, fechas de pase a despacho, etc.).

Deberá también hacerse un «cómputo concreto de sentencias definitivas dictadas, diferenciando las que se tratan de homologaciones de acuerdo» y evaluarse «todo otro dato que refleje la gestión del organismo – que se encuentra a cargo de los titulares-, con el objeto de verificar específicamente la labor que cada uno de los miembros del fuero desempeña.»

Etiquetas ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.