La fiscalía «procuró hallar algún culpable» sin «reparar en los medios procesales utilizados para conseguir ese fin»

28 abril 2015, 11: 39

El TSJ confirmó las absoluciones en el caso Fernández-Aigo y dedicó un apartado a la labor de los fiscales, a los que advirtió, que sancionará si reiteran su comportamiento.

La sala penal del Tribunal Superior de Justicia confirmó las absoluciones dictadas por el Tribunal de Impugnación a quienes habían sido condenados por falso testimonio y encubrimiento agravado en el caso del crimen del policía José Aigo.

Sobre la sentencia de Impugnación escribimos este post.

Aquí pueden descargar el fallo del TSJ.

Luego de tratar los agravios planteados por la físcalía y los abogados querellantes, la vocal Graciela Martínez dedicó un capítulo al trabajo de los fiscales Fernando Rubio y Manuel González:

No podemos concluir nuestra labor sin efectuar una crítica a la conducta procesal del Ministerio Público Fiscal, que, de acuerdo con las constancias del legajo, se valió del empleo de las facultades asignadas por la ley en contraposición con los fines del proceso.

Surge con toda evidencia que empleó una argumentación artificiosa cuando propició la nulidad de la sentencia bajo el pretexto de que la misma no contaba con el voto de dos de los tres jueces que integraron el Tribunal en lo relativo a la solución que debía adoptarse, pues dicha alegación se contrapone abiertamente con los términos de la misma

De otro lado, desde la fiscalía se emplearon conjeturas falsas (como por ejemplo, que Fernández habría aportado pruebas a la causa en forma tardía), cuando en realidad quedó en claro que ello no fue así. Pero lo que es todavía más grave, es que el órgano que tenía a su cargo la acusación pública se negó a recibir las fotografías del delincuente prófugo (Salazar Oporto) que Fernández quiso arrimar al legajo, aprovechando dicha circunstancia para, a la postre, recriminarle esa hipotética conducta como parte integrante de los tipos penales de falso testimonio y de encubrimiento agravado.

Asimismo, de los propios términos de la resolución objetada se deriva que, en la audiencia celebrada ante el Tribunal de Impugnación, el Dr. González realizó un alegato plagado de apreciaciones subjetivas en las cuales descalificó, sin ningún fundamento objetivo cierto, la actuación del otrora señor Juez de Instrucción, e, incluso, del mismo imputado: “…En el juicio pasó de todo, se le rechazaron pruebas, se le ocultaron allanamientos, fue sumariado, fundamentalmente por críticas a la forma en que se llevó esta causa. El Juez Cosentino cometió serias irregularidades. Nunca vio que un juez le diga al fiscal que haría allanamientos pero que no le indicaría dónde ni cuándo. Que denunció esto no pasó nada. Hubo un pedido de juicio político de la familia y no pasó nada…”, “…Que ‘más allá que no esté descripto’, Fernández no quiso colaborar. (…) siempre fue detrás de la prueba…”

Ahora bien, el imputado estuvo al límite de prestar una declaración en sede policial, sin la presencia de un abogado defensor, que podía, eventualmente, ser usada en su contra, contrariando el art. 18 de la C.N.

En suma, desde la fiscalía se procuró hallar algún culpable, que ciertamente no serían los autores del crimen de Aigo,pues se hallaban prófugos de la justicia, sin reparar en los medios procesales utilizados para conseguir ese fin, y pasando por alto las garantías constitucionales del debido proceso y de la defensa en juicio.

Evaldo Moya adhirió a lo propuesto por Martínez y en la parte resolutiva ambos exhortaron a Rubio y González «a que eviten en lo sucesivo reiterar conductas como la observada, bajo apercibimiento de aplicárseles una sanción más severa.»

Etiquetas ,

Un comentario para La fiscalía «procuró hallar algún culpable» sin «reparar en los medios procesales utilizados para conseguir ese fin»

  1. oscarito
    28 abril 2015, 20: 02 para 20:02

    Al fiscal Rubio de Junin de los Andes ya lo han crucificado en los medios de toda la zona con muy duros conceptos. La advertencia del TSJ le llego tambienhace muy poco en el caso Avalos ventilado en Villa La Angostura donde la Camara Criminal le dijo que le estaba prohivido inventar pruebas. Conclusion: los detenidos por mas de dos años en prision preventiva le iniciaron millonario juicio. Entonces ahi me toca a mi, ciudadano de a pie que tengo que pagar como cualquier otro contribuyente. Nunca estuvo a la altura de las circunstancias. Gonzales hacia lo que Rubio le ordenaba como Fiscal Jefe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.