Una causa sencillita, sin dilaciones, que en 12 años no llegó a juicio y nadie explica por qué

25 noviembre 2014, 16: 20

¡Uy que sorpresa! Ferreyra absuelto en la causa de la cámara oculta. El fiscal lo pide, el juez no tiene más remedio, y en fin, qué le vamos a hacer.

AG.

Osvaldo Ferreyra. Foto: Diario Río Negro

Lo habíamos anticipado aquí: Osvaldo Ferreyra estaba a una firma de ser sobreseído en la causa de la cámara oculta. Bueno, la firma apareció y aquí no ha pasado nada.

Este es el texto completo de la resolución del juez Cristian Piana, quien se cuida de aclarar que ante el pedido de la fiscalía «no resulta alternativa del suscripto analizar el ámbito o motivo de las decisiones de política de persecución penal ni ámbito de disponibilidad de la acción en cabeza del Ministerio Público Fiscal».

Un final más que previsible, incluso desde antes que Jorge Taylor renunciara a ser querellante hace un año. ¿O alguien pensó que el Poder Judicial está para ocuparse de estas cosas?

Es evidente que está para otra cosa: doce años se le fueron a este Poder Judicial sin poder hacer el juicio. Es una broma de mal gusto que el fiscal Rómulo Patti señale, entre los fundamentos para pedir la insubsistencia de la acción penal, «inexistencia de actos dilatorios en el proceso que den lugar a tamaña prolongación temporal de las presentes sumando a ello que, a su entender, no se trata de un de investigación compleja«.

¿Pero entonces por qué nunca llegó a juicio? Patti no lo explica.

Nosotros aportamos algunas pistas. El manejo de esta causa fue tan burdo que no hubo actos dilatorios de la defensa (salvo algunos pocos al final). Lo que pasó con esta causa, como alguna vez dijimos, es que comprometió a todo el Poder Judicial y lo cambió para siempre.

Para los más jóvenes, desmemoriados y desmemoriadas, aquí está lo que escribimos cuando cumplió nueve años. Los que intervinieron y los que se excusaron. Los que la durmieron. Los que la llevaron de acá para allá. Los que ascendieron gracias a ella y los que fueron hundidos por culpa de ella.

La historia reciente del Poder Judicial no puede entenderse sin conocer las ideas y venidas de este expediente sencillo y sin dilaciones que acaba de morir de inanición.

Etiquetas , , ,

9 comentarios para Una causa sencillita, sin dilaciones, que en 12 años no llegó a juicio y nadie explica por qué

  1. MANUEL
    25 noviembre 2014, 18: 32 para 18:32

    En el código civil, cuando hay DOLO, que provoca o impide la prescripción, en perjuicio del derecho, invocado y probado, se considera que no ha operado. Aquí, tendría que producirse -analógicamente- una condena penal, por incumplimiento de los deberes de funcionario público, contra el fiscal, y declararse que el tiempo muerto, no se cuenta. Un comentario al margen, ya que desconozco los pormenores: si el hecho delictivo ocurre siendo funcionario público, NO CORRE LA PRESCRIPCION mientras se mantenga en la función. (Bueno, hay pocas, bien pocas causales de suspención..) Gracias.

    • oscarito
      26 noviembre 2014, 13: 45 para 13:45

      Manuel: lo civil aqui no tiene nada que hacer.Lex dura lex.

  2. Japones
    25 noviembre 2014, 20: 18 para 20:18

    Piana no fue el que estaba de «licencia médica» el año pasado cuando tenia que integrar el Tribunal para resolver las recusaciones?

    • oscarito
      26 noviembre 2014, 6: 58 para 6:58

      Si algo esta prohibido en derecho penal es la analogia, mas aun con el derecho civil. Manuel vos sos el fiscal del caso? reunis varios requisitos. Saludos.

  3. oscarito
    25 noviembre 2014, 20: 22 para 20:22

    A quien sorprende esta resolucion? ah a Jose Gerez que fue quien ordeno al fiscal pedirla …

    • MANUEL
      28 noviembre 2014, 9: 45 para 9:45

      No. No soy el fiscal del «caso» (ufh!). Me divierte sobremanera el (pretendido) «apego» -a veces, demasiadas…- de los «penalistas», a la letra (vomo vos, seguramente). A «cierta letra». Ni siquiera soy neuquino, por lo que desconozco los pormenores. Me parece, la pagina de Berto, genial. La expresión «si algo esta prohibido en derecho penal» suena «oximoronico», (en las cancionicas agitadoricas de Violeta Parra, claro, que me complacen más que tus críticas pseudo agudas). Las «analogías» nada tienen que ver con las aplicaciones «supletorias o subsidiarias» que sería el encuadramiento jurídico conceptual, mas apropiado a mi comentario, que de ninguna manera pretendí o postulé. Por el enfado, para concluir, con lo que escribí, que te inspiraron dos agresivas respuestas, estoy convenciendome que el fiscal del caso, sos vos. Salutti!

      • oscarito
        29 noviembre 2014, 8: 55 para 8:55

        Manolo … tratamiento inquisidor y sin fundamentos otra vez. Revisa el apego a la ley. Los principios del derecho penal y Parra no estan prohibidos, claro esta. Desconoces pormenores pero te divertis. A callar.

        • MANUEL
          29 noviembre 2014, 10: 32 para 10:32

          Oscarito: «a callar» ¿es una propuesta de «autocensura»?. Tratamiento «inquisidor»?. Me superan tus deducciones. «Lo que el derecho penal prohibe», es una expresión empleada por vos. Y, el «derecho penal» no prohibe. Define, describe, explica. Todo lo que no está prohibido, está permitido. El derecho penal, «permite».

          • oscarito
            29 noviembre 2014, 11: 44 para 11:44

            De ninguna manera Manolito. Nada tiene que hacer la analogia con el derecho civil, el penal. Prohibido o no permitido al juez es hacer esa analogia. No sabes esto me parece. Entonces a callar. Estudio luego opinare. Saludos y a callar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.