Intereses: un análisis de la convocatoria que despiertan las vacantes en el Poder Judicial

2 junio 2014, 7: 11

f746703be4fc3a7dffff80ebffffd523 (1)Hay más interés por ser fiscal que por ser defensor o defensora. Pero más por la defensoría que por ser juez o jueza. Aunque están quienes se interesan por todo a la vez. Aquí, el análisis de los 26 cargos en concurso en el Consejo de la Magistratura.  

En el Consejo de la Magistratura se concursan 26 cargos con destino a toda la provincia de Neuquén distribuidos del siguiente modo: 17 a los ministerios públicos (10 para la defensa y 7 para la fiscalía) y 9 para juzgados y Colegio de Jueces.

Si consideramos que estamos transitando el primer semestre del año, la cifra es récord. Por ejemplo en todo 2013 se concursaron en total 13 vacantes.

De los 114 inscriptos e inscriptas en la actualidad (el número fluctúa, pues hay quienes no concluyen las tres etapas, y convocatorias que no fueron cerradas), 43 optaron por la fiscalía, 42 por la defensa y 29 quieren ser juez o jueza.

Una rápida respuesta atribuiría la demanda de cargos a la reforma procesal penal. Sin embargo también hay convocatorias en trámite a juzgados de Familia, a partir de los dos que fueron creados recientemente en Cutral Co y Junín de los Andes, y a defensorías civiles  para satisfacer en parte la nómina enviada por el defensor general Ricardo Cancela.  Además se generaron vacantes por cambios de funciones: el caso de Beatriz Gimenez que pasó a la auditoría y el de Gabriela Calaccio que fue designada jueza.

Pronto se sumará al listado de puestos a cubrir el de fiscal jefe que ocupaba Alfredo Velasco Copello y se definirá la situación del pliego que le fuera rechazado a Silvia Ayala, ganadora del concurso para jueza correccional (hoy, de Garantías).

Dentro del fuero penal, el furor es por la fiscalía. Hay 42 inscriptos e inscriptas para los 7 nuevos puestos en en este ministerio: 24 para 3 cargos en Neuquén capital y 18 para 4 cargos distribuidos en Cutral Co, Zapala, San Martín de los Andes y Chos Malal.

En lo que respecta a la defensa pública hay 12 postulantes compitiendo por 5 vacantes en el fuero penal: 2 para defensor de Cámara en Neuquén; 3 para defensor penal de Cutral Co; 4 para Zapala; 1 para Junín de los Andes; y 2 para Chos Malal.

El gran interés por este ministerio está en el fuero civil: 24 personas apuntadas para 4 cargos en el interior. Incluso hay 7 aspirantes a ocupar 1 cargo en la defensoría de los Derechos de la Niñez y Adolescencia de Zapala, una circunscripción que nunca resulta del todo atractiva.

En cuanto a los 5 cargos creados de juez o jueza penal, solo 3 concursantes se apuntaron para las 2 vacantes de Zapala, lo que valió la reapertura del plazo para anotarse. El martes 3 de junio cierra la inscripción para las 3 vacantes restantes: 1 en Neuquén, 1 en Junín de los Andes y 1 en Cutral Co. Habrá que ver si se viene un aluvión a último momento o no.

Lo que sí despierta relativo interés son los juzgados de Familia. Son 3 vacantes las que se concursan para Neuquén, Cutral Co y Junín de los Andes con 9, 4, y 11 aspirantes, respectivamente. En el caso de la convocatoria de capital es el segundo llamado porque el primero fue declarado desierto.

Finalmente, el concurso para el juzgado civil de Chos Malal al que llegaron hasta última instancia 2 postulantes.

Motivaciones

Analizar las preferencias por los cargos es una tarea compleja. Una mirada apresurada podría concluir en que el salario no es un aspecto determinante, pues las remuneraciones de jueces y juezas son superiores a la de  fiscales, defensores y defensoras. De hecho un diputado semi-aliado del oficialismo pretende abultar los sueldos de las y los fiscales para que no migren hacia la magistratura.

El boom de cargos trajo rostros nuevos, sobre todo en los juzgados de Familia, pero la mayoría que se anota pertenece al Poder Judicial provincial. En el caso de la fiscalía y de la defensa se trata de personal del ministerio que busca un ascenso, o que intenta cruzar de vereda.

Candidaturas multipropósitos

Ante esta posibilidad masiva de ingresar o escalar en el Poder Judicial, solo comparable a lo que se vivió a partir de 2005 durante el gobierno de Jorge Sobisch, hay aspirantes que se inscriben a más de un concurso: en tres, cuatro y hasta cinco a la vez.

A veces es el mismo cargo en circunscripciones distintas, pero también están quienes se postulan a juez, defensor y fiscal, o a defensora y jueza. En alguna la van a pegar. La vocación es “estar adentro”. Aunque mas no sea en la dirección de alguna Oficina Judicial.

Es tanto el frenesí que algunos y algunas olvidan completar el formulario de inscripción, y colocan la leyenda “remítase a ‘tal’ concurso”, en alusión a uno anterior en el que participaron y llenaron los casilleros.

Esto causó la furia del consejero por el bloque de la Unión Cívica Radical, Pablo Szeinkierman, quien en la sesión ordinaria del martes pasado dijo que no iba a calificar por sus antecedentes a quienes no hubieran llenaron sus datos.

“Es una ofensa institucional”, aseguró, con tono de ofendido. Y agregó: “no vienen para anotarse a un partido de truco.”

Etiquetas ,

Un comentario para Intereses: un análisis de la convocatoria que despiertan las vacantes en el Poder Judicial

  1. 2 junio 2014, 13: 47 para 13:47

    Bert: Zapala no resulta atractiva porque por algún motivo la destruyeron y tiene augurios de extinción. Fue una maravilla cuando la Cámara actuó como TSJ del interior. 10 puntos aprobada superlativamente por profesionales y justiciables. El afán centralizador llevó a la macrocefalia actual donde sólo importa la gran capital. Con Vaca muerta terminará de desapareciendo, hoy no tienen ni internet. Es vergonzoso en trato que ese da a esa señera jurisdicción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.