Política, policía, operadores judiciales y periodismo: la prisión preventiva como respuesta al pedido de “seguridad”

12 mayo 2014, 7: 00

El debate sobre el Código Procesal Penal de Neuquén, la reforma y la contrarreforma, y una discusión más profunda que apenas se asoma.

estigmaTomamos como puntapié inicial lo que dice la Asociación de Magistrados y Funcionarios en este documento crítico al proyecto de Jorge Sapag para reformar el Código Procesal y endurecer la prisión preventiva. Recomendamos su lectura completa.

La AMyF hace un análisis que involucra a operadores del sistema, a políticos, policías y medios de comunicación.

El reparto de responsabilidades que formula es desparejo, pero abre la puerta hacia una discusión que podría ser más provechosa que las planteadas hasta ahora.

Sucede que la iniciativa del gobernador propone que se aplicará el encarcelamiento preventivo “cuando la liberación del imputado pueda poner en riesgo la seguridad y la paz social”.

Con cita a Luiggi Ferrajoli, la Asociación marca que “una demanda influenciada de ‘seguridad’ y enfatizada por los medios de comunicación ha orientado las vocaciones represivas de la política penal”.

Detenido no es igual a culpable

Tras explayarse sobre la visión del doctrinario italiano, más adelante afirma: “(nuestra provincia) no está ajena a la opinión que vierten personas muy importantes (políticos, jefes policiales e inclusive encumbrados funcionarios judiciales), que a veces reaccionan pública y airadamente cuando se dispone la libertad de una persona que horas antes había sido detenida por la policía, desconociendo que la prisión previa al juicio es excepcional inalienable del ciudadano en el funcionamiento del sistema penal”.

Para la percepción de estas personas es como si la presunción de inocencia desapareciera por la detención policial. Esta idea, acicateada por algunos medios de comunicación que reproducen y multiplican el discurso que proclama la necesidad del ‘encierro de los delincuentes’, deviene a menudo en una amplia ‘indignación social’ que, cuando el juez dispone la libertad supeditada del imputado, genera rechazo y desconfianza en la judicatura”.

Sobre algo de esto hablamos aquí, y lo llamamos “la ecuación”.

Para que no queden dudas de quién es uno de los destinatarios de su mensaje, la Asociación pone como ejemplo la causa por el trágico derrumbe en la Cooperativa Obrera: “Basta con releer los periódicos locales, y recordar algunos programas radiales de la época, para observar cómo se trataba de hacer aparecer a los imputados como verdaderos homicidas dolosos y merecedores de altas penas de prisión e inclusive se llegó a aventurar que el hecho sería ventilado por jurados populares. El caso aún no se resolvió pero la irrefutable circunstancia de que los acusadores imputarán finalmente un delito imprudente o sea sin dolo ni intención de matar, con una escala penal que permitiría la condenación condicional inclusive, nos releva de mayores comentarios”.

Al margen: con esta línea, no es raro que los fiscales organicen su propia agrupación y se vayan de la AMyF.

Estigmatizados

En la misma línea Alberto Binder acaba de decir: “nuestro paradigma dominante nos lleva a pensar que el problema de la criminalidad es básicamente un niño mal educado en la escuela o sin escolarización. Eso nos lleva a confundirnos y creer que tenemos que construir más escuelas, sin darnos cuenta que allí hay problemas de justicia y dignidad, no de seguridad. Estamos teniendo una visión de la criminalidad boba que se ensaña con un sector que tiene mucho más de víctima”.

Hay allí, en forma subyacente, una crítica a la selectividad del sistema penal y a las políticas de seguridad diseñadas por el Poder Ejecutivo, que apuntan siempre al mismo sector social.

El mismo sector social construido como “peligroso” por la policía, por ciertos operadores judiciales y por algunos medios de comunicación.

Los Blumberg de turno

Traemos al debate al presidente del Tribunal Superior de Justicia, Oscar Massei, quien hizo declaraciones (después de mucho tiempo en silencio) a una radio de Cipolletti:

“Hay que encontrar un punto de equilibrio entre lo que piensa la sociedad, lo que es la independencia de los jueces, lo que es la aplicación de las leyes y demás, y no subirse a los carros mediáticos de los Blumberg de turno, porque si no terminamos como se termina siempre”.

Massei anunció que convocará a conversar “orgánicamente” para superar “esta situación de mucho enfrentamiento mediático entre fiscalía y jueces, que nada ayuda y nada aporta” (se refiere a lo que mencionamos aquí y luego aquí).

Etiquetas , , , , ,

4 comentarios para Política, policía, operadores judiciales y periodismo: la prisión preventiva como respuesta al pedido de “seguridad”

  1. zotreta
    12 mayo 2014, 18: 04 para 18:04

    Hace rato que la AMyF tiene renuncias y posibles quiebres, desde la gestión de Trinccheri especialmente.

  2. maria julio
    12 mayo 2014, 21: 17 para 21:17

    no se equivoquen, la pelea que existe no son cuestiones personales o de «estrellato» entre fiscales y jueces: el verdadero debate es si los argentinos realmente queremos vivir en un país democrático, respetuoso de los derechos humanos, como fue el lema de los constituyentes del 94 o bien somos por «esencia» autoritarios; todo lo demás: el argumento de la inseguridad, paz social, la gente está harta, etc. etc. son solos manifestaciones de aquella dicotomía; el Dr. Gerez sólo representa una forma de entender cómo se persigue el bien común; lo demás, creación de asociaciones de fiscales, jueces garantistas, fiscales poco preparados, sólo son chispazos.

  3. WTF?
    13 mayo 2014, 17: 37 para 17:37

    Si a Blumberg se le achaca el haber promovido una reforma legislativa para «endurecer» la respuesta penal…¿¿El «Blumberg de turno» vendría siendo el Sr. Gobernador???

  4. WTF?
    13 mayo 2014, 17: 41 para 17:41

    Igual lo banco al Dr. Massei. El único que ha dicho algo coherente. Él y Binder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.