[Texto completo] Este es el proyecto de Sapag para endurecer la prisión preventiva

31 marzo 2014, 17: 08

Desaparece la necesidad de fundar la decisión. El gobernador apela a «la íntima convicción» del juez o jueza. La preventiva deja de ser la última medida de coerción a tener en cuenta.

preventivaEsto dice el proyecto

Artículo 1º: Sustitúyase el artículo 114 de la Ley Nº 2784, el que quedará redactado de la siguiente manera:

“Artículo 114. Prisión Preventiva. Se podrá aplicar la prisión preventiva cuando existan elementos de convicción para sostener que el delito se cometió y se pueda considerar razonablemente, que el imputado es autor o partícipe de un delito y siempre que el fiscal o el querellante acrediten algunos de los siguientes supuestos:

1) Que se demuestre que la medida resulta indispensable por presumir que el imputado no se someterá al procedimiento u obstaculizará la investigación; o

2) Que la liberación del imputado pueda poner en riesgo la seguridad y la paz social debiéndose considerar al efecto alguna de las siguientes circunstancias: la gravedad de la pena asignada al delito; la naturaleza violenta de la conducta desplegada; o la existencia de procesos penales en trámite en su contra que, en su conjunto, generen, una expectativa de pena mayor o permitan presumir que éste continuará la actividad delictiva; o

3) Que la liberación del imputado pueda poner en riesgo la integridad de la víctima, de su familia, o sus bienes”.

Aquí completo en pdf

Esto dice ahora el Código

Artículo 114. Prisión preventiva. La prisión preventiva sólo procederá cuando las demás medidas de coerción fueren insuficientes para asegurar los fines del procedimiento.

Se podrá aplicar la prisión preventiva, siempre que el fiscal o el querellante acrediten los siguientes requisitos:

1) Que existan elementos de convicción  para sostener que el delito se cometió.

2) Que existan elementos de convicción suficientes para considerar, razonablemente, que el imputado es autor o partícipe de un delito; y

3) Que se demuestre que la medida resulta indispensable por presumir que aquél no se someterá al procedimiento u obstaculizará la investigación.

Al solicitarla, el fiscal o la querella expondrán con claridad los motivos. El juez controlará la legalidad y razonabilidad del requerimiento y resolverá fundadamente.

Las razones

Sapag había prometio enviar el proyecto en la apertura de sesiones legislativas, el 1 de marzo.

Los fundamentos aún no fueron difundidos. En cambio, el texto oficial está acompañado de declaraciones del gobernador, quien señala por ejemplo que “a la luz de lo que sucede en la sociedad, de lo que se observa en lo cotidiano en el ámbito delictivo, hemos propuesto la modificación de esta ley para hechos graves y violentos, no estamos hablando de cualquier hecho”.

“Cuando se trata de una violación, un homicidio, un robo con armas con violación de domicilios, hechos graves que afectan la seguridad y la paz social, y creemos que en esos casos el juez tiene que tener herramientas más sustanciosas para definir la prisión preventiva de una persona, y no permitir la excarcelación de un individuo que sabemos que ha sido autor o cómplice del hecho, y que su libertad puede perjudicar la investigación o puede poner en peligro la seguridad de la víctima o de sus familias”.

Respecto los nuevos conceptos que introduce la reforma, Sapag destaca “la posibilidad de que el juez tenga en cuenta los procesos que tiene pendiente el imputado, que no necesariamente aplique a los reincidentes con una sentencia condenatoria, ya que no todos los delincuentes tienen una sentencia inmediata, porque por ejemplo, si el imputado ha delinquido varias veces en los últimos meses seguramente tendrá causas acumuladas y este elemento no lo contemplaba el Código Procesal Penal”.

Intima convicción

También, que “si hay causas acumuladas y hay un hecho violento y tiene una condena grave se reúnen las circunstancias para que el juez pueda dictar la prisión preventiva, lo mismo que si el juez considera que el imputado va a continuar en la repetición de hechos delictivos. Es el juez, en su íntima convicción y con este plexo normativo el que puede analizar si conviene o no a la sociedad la prisión preventiva del sujeto” y destacó que “es una mirada más para la seguridad de la sociedad que para el delincuente”.

“Son medidas importantes, no son medidas que las hemos teorizado en un café, son medidas que ya han adoptado Chile, Brasil, Colombia y Canadá, que es un país al que siempre miramos cuando tenemos que buscar antecedentes sobre legislación penal”.

Nosotros y ellos

La presentación del proyecto se produce en un contexto peligroso, en el que los medios de comunicación se solazan con la publicación de casos linchamiento que por ahora no cosechan repudios masivos desde la política aunque sí desde otros sectores.

Y se produce días después de que Sapag anunciara la puesta en marcha de un centro de monitoreo de cámaras de vigilancia.

Ese día propuso una división tajante entre “ellos” y “nosotros”.

Como bien describe Silvia Couyoupetrou, “el discurso de Sapag, dividiendo la sociedad entre “nosotros” y “ellos” con tono de triunfo sobre el mal, no hace más que generar violencia simbólica, que si miramos bien, es violencia real, física”.

“Según el gobernador, nuestra sociedad esta divida así. El poder simbólico de la palabra del gobernador es muy fuerte. Nos llama a nosotros, a los incluidos, a tener miedo y cuidarnos de ellos, que están agazapados, acechando dijo, alimentando la emocionalidad necesaria para mantener cohesionada una sociedad alrededor de un discurso moralizante sobre lo que debe ser un buen ciudadano y básicamente aglutinada alrededor del miedo”.

El artículo completo, aquí.

Etiquetas , ,

2 comentarios para [Texto completo] Este es el proyecto de Sapag para endurecer la prisión preventiva

  1. feurbach
    31 marzo 2014, 22: 44 para 22:44

    muy fácil: es inconstitucional, por favor Dr. Gustavo Vitale hágase un banquete.

  2. zotreta
    1 abril 2014, 21: 47 para 21:47

    Mas bien es una instrucción a fiscales.
    Porque los denotantes de que hay peligro de fuga, de obstrucción o de perfeccionar el delito son precisamente «la gravedad de la pena asignada al delito; la naturaleza violenta de la conducta desplegada; o la existencia de procesos penales en trámite en su contra que, en su conjunto, generen, una expectativa de pena mayor o permitan presumir que éste continuará la actividad delictiva»…

    No será que los Fiscales todavía están acostumbrados a pedir «por el horizonte de la pena» y no probar el posible peligro de fuga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.