[VIDEO] 15 años preso sin tratamiento psicológico, le niegan salidas transitorias porque todavía es «peligroso»

20 marzo 2014, 9: 14

Sobre Julio Aquines hay muchos diagnósticos pero ningún tratamiento. Cometió crímenes horribles, padece serios trastornos, y el Estado se limita a mantenerlo encerrado ¿para siempre?

Está preso desde el 15 de noviembre de 1998 por el asesinato de tres adolescentes, cumpliendo una condena a prisión perpetua.

Tuvo su audiencia de ejecución de la pena en la que conoció a su abogado defensor, Raúl Caferra.

Preso ejemplar, con excelentes calificaciones por su adaptación a la vida carcelaria, Aquines tiene la desventaja (que no es poco) de los informes del gabinete criminológico. Son contundentes, en el video podrán escuchar hablar de eso.

Y podrán escuchar el planteo de Caferra que bien puede aplicarse a cualquier persona privada de su libertad en la provincia: reciben mucho diagnóstico pero nada de tratamiento, a pesar de que junto con el diagnóstico se recomienda hacerle un tratamiento.

Así, están doblemente encerrados: por los muros, y por el laberinto de un Estado que los mantiene encerrados diagnosticando que sin tratamiento no pueden salir y les niega ese tratamiento.

Etiquetas ,

6 comentarios para [VIDEO] 15 años preso sin tratamiento psicológico, le niegan salidas transitorias porque todavía es «peligroso»

  1. Pepe
    20 marzo 2014, 11: 06 para 11:06

    ¿Que hizo aquines??? Crimen de 3 chicos en el Limay

    De golpe les ordenó que se detengan. Obligó a cuatro de ellos a tirarse al piso boca abajo y eligió a uno de los más chicos, Carlos Urrúa, de ayudante. Le ordenó que les saque a los demás las zapatillas y los cordones. El propio Aquines los ató con los cordones. Entonces le dijo a Urrúa que se tire él también al piso. Lo apuñaló 11 veces en la espalda. Fue donde estaba Claudio Painebilú, el otro nene de 11 años, y también lo apuñaló por detrás. A los tres más grandes, Carlos Trafipán, de 16, y los hermanos César y Cayetano Correa, de 14 y 17, les dio puntazos en la nuca y los degolló. Uno de ellos fue violado. A los tres los tapó con una frazada que los mismos chicos habían llevado, los cubrió con ramas y les prendió fuego. Los hermanos Correa se quemaron aún con vida. Carlos Trafipán ya estaba muerto por una puñalada en la cervical. A los dos nenes de 11 años que atacó primero los creyó muertos pero no lo estaban. Cuando Aquines se fue, los chicos pudieron llegar, un poco caminando un poco a la rastra, a la ciudad.

    Aquines volvió a su casa y se fue a bailar con su novia hasta la madrugada. La Policía lo estaba esperando a su regreso, ya el 15 de noviembre. Los dos sobrevivientes lo habían identificado y él había dejado huellas por todos lados. Hasta en el juicio que se realizó se debatió la posibilidad de que el propio Aquines haya querido que lo atrapen. Los psiquiatras forenses concluyeron que no estaba loco pues entendió siempre lo que hizo e hizo lo que quiso hacer.

    • Guillermo Berto
      20 marzo 2014, 12: 39 para 12:39

      Sí, y por esos hechos fue condenado y la sentencia está firme. El tema ahora es otro: algún día va a salir en libertad. ¿No sería mejor si le hubieran dado algún tratamiento? De eso se trató la audiencia.

  2. Daniel
    20 marzo 2014, 20: 51 para 20:51

    Y, capaz que si hubiera sido bueno un tratamiento, quien sabe?…igual, tiene que seguir en prisión..

  3. Juana
    21 marzo 2014, 13: 55 para 13:55

    Hace 15 años que está preso. ¿Solicitó ese tratamiento su defensor en esta década y media? Si no fue así, tal vez habría que aclarar qué parte del Estado es, en definitiva, la que por su negligencia hace que no tenga la posibilidad de acceder a las salidas transitorias.

  4. mariela
    23 marzo 2014, 12: 12 para 12:12

    El tema es que el 90 % de la sociedad, tiene fuertemente arraigada la idea de que las cárceles son para castigo. Mientras mas duros sean los encierros y largos mejor. Q paguen, que paguen lo que hicieron pasándola mal, si es posible torturados. Nadie piensa lo que dice la constitución nacional, que las cárceles serán para reinsertar al reo en la sociedad. Entonces pasa lo de siempre: ante un hecho criminal, lamentable, el primer grito unánime es «q lo encierren para siempre»….y el mensaje subliminal es «q sufra, que lo castiguen» saliendo a flor de piel ése sentimiento de venganza. Es perfectamente comprensible de parte de los familiares de la víctima. Pero no solo desde allí surge ése grito. Es casi unánime.

  5. graciela atala
    28 marzo 2014, 21: 07 para 21:07

    Seria bueno opinar con un poco más de conocimiento y menos sesgo personal: este señor se negó a recibir tratamiento, por otra parte no todas las patologías son tratables, lamentablemente y éste caso es uno de ellos. La valoración de «Peligrosidad» es realizada a través de variables científicamente objetivadas y estadísticamente mensuradas, por lo que es tarea de los profesionales especialistas en el tema y no por la opinión personal. Ahora bien la pena de reclusión tiene por objetivo la resocialización pero también la protección social. Sería bueno que reflexionaran, estarían de acuerdo de tenerlo como vecino o que éste sujeto tuviera acceso a sus hijos? Cuando la víctima es el otro o cuando el riesgo es de otro cuestiono y polemizo, me hace acordar a «los vinieron a buscar, algo habrán hecho».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.