El jurado: muy lejos del punitivismo, mucho más cerca de la democracia

23 febrero 2014, 15: 02

«El jurado desconcentra el poder de castigar. El poder punitivo es un peligro aún mayor cuando se concentra en pocas manos», plantean las autoras y alimentan un saludable debate.

Audiencia. Dibujo: Santiago Amillano  (@Santiamillano)

Audiencia. Dibujo: Santiago Amillano (@Santiamillano)

Más repercusiones tras esta nota de Ivana Dal Bianco: «Jurados Populares en Neuquén: ¿Sueño democrático o punitivismo penal?».

Esta vez le contestan Denise Bakrokar; Natali Chizik; Vanina Almeida; Tamara Peñalver y Camila Petrán por la AAJJ (Asociación Argentina de Juicio por Jurados) y el INECIP (Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales).

El artículo completo, de lectura recomendada, está aquí en word.

Reseñamos dos argumentos:

«Sin que siquiera haya habido todavía un solo juicio por jurados en Neuquén, la autora, con abundantes citas de la criminolgía crítica, la emprende sin piedad contra el jurado porque, siempre según su visión, se trataría de una maniobra demagógica de las autoridades neuquinas para “usar” al propio pueblo (actuando como jurado) en aras de legitimar el castigo punitivista en los “delitos emocionales” (sic) y así perpetuar la continua dominación de las clases populares. Lo llama, despectivamente, “Populismo punitivo. Mucho de punitivo, nada de popular”.

«No puede negarse una cuestión fundamental: el jurado desconcentra el poder de castigar. El poder punitivo es un peligro aún mayor cuando se concentra en pocas manos. Y si algo provoca el jurado es quitárselo de las manos omnímodas del Estado Federal y/o provincial, diciéndoles: antes que el Estado pueda enviar a la cárcel a un individuo, es preciso, primero, el permiso político de un grupo de doce pares del acusado. Si ellos dicen “no culpable”, no podrá haber jamás castigo. Y ello es inapelable».

Etiquetas , , , ,

7 comentarios para El jurado: muy lejos del punitivismo, mucho más cerca de la democracia

  1. Hector Luis Manchini
    23 febrero 2014, 17: 54 para 17:54

    Las víctimas del garantismo
    El Garantismo Penal es una teoría jurídica cuyo autor fue el jurista italiano Luigi Ferrajoli desarrollada en su obra «Derecho y razón» y según la cual el derecho penal solo se justifica si además de prevenir los delitos, logra minimizar la violencia de las reacciones al delito, por lo que debe convertirse en un instrumento de defensa y garantía de los ciudadanos, pero además de esa minoría desviada que delinque.

    Esa minoría desviada que delinque es titular exclusiva y excluyente de las garantías del debido proceso contempladas en el artículo 18 de la Constitución Nacional, tanto para la victima como para el victimario, llegándose en el Código de Procedimiento del Neuquén a negar al sujeto pasivo del delito el derecho a peticionar su reclamo autónomo de sanción por el injusto cometido ya que el proceso se reduce a la arbitraria decisión del Fiscal y en última instancia del Juez sin que importe la verdad de lo sucedido ni la gravedad de la transgresión en tanto se confunde el respeto de las garantías del debido proceso y de la defensa en juicio con la necesidad de alentar al delincuente en su decisión criminal.

    Así la violación, el homicidio, el crimen aberrante ya no es tratado con el rigor de costumbre sino que fiscales y jueces extreman la medida de cuidado del imputado obviando los sufrimientos de la víctima.

    En el diario La Angostura Digital del 20/02/2014 leo:»Un hombre fue imputado ayer de ser el presunto autor de un abuso sexual en perjuicio de una chica. El hombre permanecerá en libertad mientras sigue adelante la investigación porque no se pidió la prisión preventiva. Aunque el imputado deberá cumplir pautas de conducta para continuar libre el fiscal no solicitó la prisión preventiva sino que pidió que se le impongan medidas de coerción al imputado como no ausentarse de la localidad y mucho menos del país, no acercarse a la víctima ni su familia y mantener domicilio en Villa La Angostura .Las fuentes no brindaron información sobre el hecho que se investiga. Sólo indicaron que el presunto abuso ocurrió en la localidad y, se presume que por la cautela, la victima sería una menor de edad»

    Así en una pequeña ciudad del interior neuquino una mujer es abusada sexualmente y el imputado queda en libertad cumpliendo la justicia con el curioso garantismo del novedoso código de forma y sin apreciar que un delito de tal naturaleza, que provoca la muerte del alma de quien lo padece, impone la prisión preventiva del sospechoso de su comisión, procurando evitar la revictimización de quien ha sufrido tamaño ultraje.

    También en la misma fecha se anuncia, esta vez en Cutral-Co, que: «Ricardo Muñoz, el hombre que asesinó de un tiro en la cabeza a su compañero de trabajo, Héctor Miño, permanecerá detenido bajo el régimen de prisión domiciliaria. Así lo determinó el juez de garantías Mario Tomasi, que hizo lugar al planteo de la defensora, Marisa Mauti.Muñoz asesinó a Miño el 7 de enero cuando la víctima fue cargar agua en un camión de la Municipalidad. El agresor, que era el encargado de accionar las bombas para cargar los regadores, lo atacó después de una discusión y lo mató de un disparo en la cabeza, efectuado con un revólver calibre 22.» (diario La Mañana del Neuquen, 20/02/2014).

    El homicida flagrante también recibe la protección del nuevo orden hasta llegar a que la prisión preventiva se cumpla en el domicilio del criminal. Obviamente su víctima no puede formular objeciones.

    Finalmente mencionare la noticia puesta de manifiesto por el diario Rio Negro en fecha 21/04/2014, pág. 30 bajo el título: «Acusado por doble homicidio calificado», donde se indica: «En una audiencia que se realizó a puertas cerradas, por tratarse de un hecho que fue cometido cuando el imputado, conocido en el barrio cuenca XV dela ciudad de Neuquén como ‘Kikín’, era menor, el Fiscal de Delitos Juveniles, Germán Martín, acusó al joven del delito de doble homicidio calificado por el crimen de Matías Martínez (23) y Joaquín Parra (17) quienes fueron acribillados de más de cuatro tiros cada uno…».

    Ese menor, cuando mató podía votar a cara descubierta, pero aún cuando es mayor al tiempo del juicio se resguarda su ex minoridad, a puerta cerradas y bajo la ley de menores, aunque aquí advierto que la Convención de los Derechos del Niño no protege al menor que alevosamente asesina de 4 tiros a dos personas.

    En suma con sustento en una teoría altamente cuestionable en un país donde los valores perdieron la vigencia, la corrupción es un cancer incurable, la inseguridad se pasea sin restricciones por cada rincón, el nuevo Código Procesal Penal del Neuquén lleva el garantismo a su máxima expresión, protegiendo casi impúdicamente al delincuente y olvidándose de la víctima y sus familias, de los hombres y mujeres de bien que cada día son acechados por criminales que cuentan con el respaldo de una ley de forma que les aseguran que no serán castigados, que comprende que son víctimas de una sociedad liberal y egoísta que no supo contenerlos y que la justicia se encargara de su cobijo y contención.

    ¿Las víctimas? Soportarán el justo castigo por no haber hecho lo suficiente para que la pobre oveja descarriada sólo haya tenido como salida de sus pesares el crimen violento y aberrante.(www.derechodelavictima.com.ar)

    • -Horacio Rachid
      24 febrero 2014, 20: 22 para 20:22

      Muy bueno Mancini, impecable, valiente, porque la corporación garantista está a la defensiva, después de tantos años de atropello a la razón de las víctimas.

  2. 24 febrero 2014, 11: 29 para 11:29

    El juicio por jurados es tan OSCURANTISTA como designar cirujanos por sorteo en el padrón electoral. Es tan ANTIDEMOCRÁTICO como designar al presidente, gobernador, intendentes y legisladores por sorteo en el padrón electoral. Dictar (como hace el jurado) un veredicto en secreto y sin fundamentación, es tan ANTIRREPUBLICANO como dictar leyes de ese tipo. Es unas 5 veces más LENTO y unas 3 veces más CARO. Es proclive al ERROR JUDICIAL, porque no exige una convicción fundada en la valoración razonada de la prueba producida. Es un sistema FRACASADO en todo el mundo.
    Recomiendo ingresar a:
    http://www.argentinasinjuiciosporjurado.blogspot.com

  3. NENE
    24 febrero 2014, 22: 48 para 22:48

    Cuantos miedos, cuantos prejuicios trae un sistema que es absolutamente nuevo y desconocido en nuestro país. Creo que debemos dejar de poner trabas imaginarias y ver como se desarrollan los juicios por jurados en la práctica. Años de tradición juradista en los países anglosajones nos demuestra que no es imposible cumplir con el mandato constitucional. Por otro lado, años de una tradición judicial inquisitiva, cerrada, burocrática y verticaizada en nuestro país nos llevó al hartazgo y nos pide a gritos un cambio de paradigma en el sistema judicial. Necesitamos un sistema de justicia eficaz, que cuente con herramientas necesarias para gestionar la conflictividad y para respetar los derechos y garantías propios de un Estado Republicano. Las cartas están echadas, yo tengo mucha fe en este sistema!

  4. 25 febrero 2014, 10: 32 para 10:32

    Nene, Antes que nada entiendo que si tuvieras tanta fe en el nuevo sistema procesal te presentaría afirmándolo con tu verdadero nombre y no con un apodo que le quita consistencia a tus magros argumentos ya que hubiera sido importante a los fines del debate que explicara los motivos en que se funda tu creencia.
    Más allá de ello y de mi convicción de que el nuevo CPPN está hecho a medida de los criminales con una pretensión ultragarantista donde los derechos y garantías que la Constitución Nacional en los artículos 18, 16 y c.c reconoce a las víctimas de los delitos son obviados me parece de sumo interés el reportaje que el periodista Guillermo Berto realiza más arriba al Dr. Darío Kosovsky quien afirma «Creer que el delito predatorio, el delito callejero es el gran problema de la seguridad, ese es el esquema de respuesta, un ministerio público y jueces preparados para procesar esos hechos que la cuadricula lleva rápidamente a la audiencia, es interpretar que los problemas del crimen organizado no existen. Esa esa lógica de hacernos todos los tontos, nadie sabe que la comisión de hechos menores hay una red delictiva que lucra, que tiene mucho más poder que esa pequeña persona que comete el hecho.Llevemos a ese que comete el hecho a una audiencia, que la gente lo vea, para que haya sensación de que no hay impunidad, de que quede detenido en forma preventiva y que sea condenado rápidamente. ¿Y el delito organizado qué? ¿No hay contaminación ambiental de las petroleras, no hay lavado de dinero en Neuquén?, ¿No hay fraudes a la administración pública con simulación de licitaciones en la compra de insumos para la administración pública?
    Para aportar luz sobre estos escenarios es imprescindible apuntar a las instituciones.
    En otras palabras el nuevo sistema Procesal Penal del Neuquén no es más que un elemento de distracción para eludir dos datos relevantes como son la investigación de las mafias organizadas que utilizan a los delincuentes niños para cometer robos, vender drogas, matar impunemente obteniendo de ello relevantes beneficios y por otro obviar la investigación de los delitos de 5elevancia institucional como el lavado de dinero y contaminación ambiental de rivado del negocio del petróleo, los fraudes a la administración pública concretado mediante distintas modalidades.
    Así la continua celebración de audiencias que trata asuntos puntuales desvía la atención de los delitos de la mafias protegidas por departamentos del Estado y de los graves ilícitos que derivan del negocio del petróleo y del latrocinio a la Administración Pública en gran escala.
    Hay datos que corroboran la certeza de esta aguda observación del Dr Kosovsky respecto del nuevo sistema procesal como p. ej la publicidad dada por los responsables de la justicia de haberse celebrado 15 audiencia en la zona de los lagos desde la implementación del nuevo CPPN, lo que no significa nada si ello no ayuda a la seguridad jurídica, no se inserta en una política criminal que lleve a que los ciudadanos y sus bienes estén mejor resguardados y si esas audiencias no se celebran con los responsables de las mafias que se enriquecen con los delitos de los criminales niños y tampoco sirven para que comparezcan los autores dl ostensible lavado de dinero que sucede en Neuquen junto con los delitos de fraude a la administración pública, si sólo son una escenografía para no tratar el crimen relevante.
    La apreciación puesta de manifiesto en los párrafos precedentes puede ser la punta del iceberg que indique el motivo profundo que llevó en medio de una de las crisis económicas mas graves que ha vivido la provincia y el país todo, al cambio de un sistema de juicio oral bueno, donde sólo había que mejorar el elemento humano que lo llevaba a cabo por un sistema anárquico, fantasioso, caótico, dilapidando dinero sin límites para llevar a cabo una aventura procesal extravagante y perjudicial a los fines de mejorar la seguridad como lo pide la sociedad toda.
    Téngase presente la atinada apreciación del Dr Kosovsky y veremos con el transcurso del tiempo si este nuevo Código Procesal sólo ha sido una mala idea o ha sido dolosamente impuesto para alejar de la justicia a las grandes organizaciones criminales que lucran con los delincuentes niños y los negocios oscuros del petróleo, el lavado del dinero y el fraude al Estado.

  5. Pedro Gutierrez
    8 marzo 2014, 1: 09 para 1:09

    Héctor Manchini: estudie, observe, aprenda. En una de esas se sorprende, y resulta que las nuevas generaciones tienen mucho que enseñarle.
    Horacio Rachid: no sea tan ‘lamebotas’.
    Argentina sin Juicio…: lo suyo ya es para evaluación psiquiátrica. Sin palabras.
    ¿Cómo los vinieron a joder estos Constituyentes con estos inventos no? los muy ignorantes pensaban en un sistema de justicia verdaderamente imparcial e independiente, republicano y democrático, abierto y comprensible.
    Hubiesen implementado el otro sistema que era mejor (tal como después lo hicieron los codificadores al apartarse de la letra constitucional), ese que evolucionó en los tribunales profesionales que tenemos hoy en día en la mayor parte del país, el glorioso sistema inquisitivo. Y bue, es lo que nos dejaron, una dolorosa aspiración por un sistema verdaderamente legítimo.

  6. Morgan
    21 mayo 2014, 21: 34 para 21:34

    ¿Por qué en un juicio de estas categorías se elige como jurados a ciudadanos que no poseen los conocimientos requeridos? ¿Para qué estudió tantos años, entonces, un juez profesional? ¿Cómo garantizar que los jurados no se dejaran guiar por su sentido común en vez de un saber científico? ¿Cómo esperar un juicio objetivo en un país donde abundan los linchamientos y la discriminación? ¿Por qué no se democratiza también la medicina y dejamos que ciudadanos que no tienen ni la más pálida idea de qué significa H2O o dÓnde estA el estribo, decidan una operación o mediquen?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.