(Fallo completo) Prisión perpetua para el policía Claudio Salas por el asesinato de Braian

3 diciembre 2013, 14: 53
Eli, mamá de Braian, con los abogados de Zainuco. Foto: Cecilia Maletti para diario Río Negro.

Eli, mamá de Braian, con los abogados de Zainuco. Foto: Cecilia Maletti para diario Río Negro.

La sentencia descarta la legítima defensa y no encuentra atenuantes. Desarticula el discurso policial, habla de los barrios «peligrosos» y de la respuesta «irracional» del imputado.

Aquí está completa la sentencia.

El contexto: el 19 de diciembre de 2012, el oficial Claudio Salas disparó contra un vehículo Renault Fuego en el que circulaban siete adolescentes, uno solo mayor de edad. El balazo mató a Braian Hernández, sentado en el asiento trasero.

El policía dijo que había reaccionado porque creyó que desde el automóvil le apuntaban primero y le disparaban después a su compañera Mardones, parada a su lado. Aquí algunos párrafos destacados de la sentencia de la Cámara Segunda, que condena a prisión perpetua a Salas. Su lectura completa se recomienda.

Del voto de la jueza Florencia Martini:

De los testimonios producidos en el debate puede adelantarse que, el accionar del señor Claudio Salas, aún dando por cierta –a favor del reo- la existencia de una agresión ilegítima (que apuntaran al personal policial con un arma de fuego), resultó innecesaria e irracional por cuanto contaba con otros medios menos drásticos para repelerlaprocurando una menor lesividad en los bienes jurídicos en juego, a saber, la vida e integridad física de los ocupantes del vehículo que habrían evadido el control policial.

Dando por sentado que Salas creyó ver sólo dos personas (y un arma flotando en la parte trasera) y que, en su entendimiento resultaba necesario disparar –para repeler la agresión-, no considero razonable que lo haya hecho de lleno sobre el vehículo, por cuanto no existe posibilidad alguna de que no se haya representado la lesividad potencial de ese disparo cuando por lo menos sabía que había dos personas más en el habitáculo.

Por otra parte no se entiende cómo ideaba neutralizar de ese modo la presunta agresión. Ello, considerando que el arma sólo apuntaba, porque de haber percibido un disparo hacia su compañera –como nos dice en su descargo-, la reacción de disparar no hubiese podido neutralizar una agresión ya consumada.

La pregunta es la siguiente: ¿objetivamente era necesaria la acción de disparar para neutralizar una presunta agresión consistente en “apuntar con un arma de fuego” a personal policial desde adentro de un vehículo con las ventanillas cerradas? La respuesta es: No.

Ello se refuerza con el accionar de sus compañeros ante idéntica agresión. Portal y Mardones afirman que observaron el arma o caño y sin embargo no reaccionaron como lo hizo Salas. Preguntado Portal porqué no esgrimió el arma, contestó: “sólo se daban a la fuga”, de lo cual se deduce que no advirtió el hecho de que lo  apuntaran con un arma como una situación cierta de peligro de vida (a tal punto que ni siquiera tendió a desenfundar el arma) hallándose en idéntica situación que Salas.

Si Salas pretendió disparar contra la persona que presuntamente portaba el arma, la acción resulta innecesaria e irracional para neutralizar la inminente agresión a su compañera, si con ello atenta contra la vida no sólo del portador sino de los demás ocupantes del vehículo, ante la sola amenaza del agresor.

Si, por el contrario pretendió disparar contra la persona que cree efectúa un disparo contra su compañera, la acción resulta injustificada por cuanto la agresión hipotética ya se habría consumado, careciendo de la “actualidad” que exigen las circunstancias objetivas de la legítima defensa. Actualidad que también se desvanece si el disparo se produjo cuando el vehículo traspaso la posición de tiro de la compañera.

Del voto del juez Fernando Zvilling:

La conflictividad social del sector en que se produjo el hecho, al que hicieran referencia en varias oportunidades algunos testigos: Esto no es desconocido por el Tribunal, ya que nos ha tocado intervenir en diferentes funciones en casos de delitos violentos. Sin embargo, una cosa es la violencia entre grupos antagónicos, y otra bien diferente es pretender que esta situación pueda de algún modo justificar el uso abusivo de las armas de fuego por parte de un efectivo policial. Y llama la atención que ante lo riesgoso del lugar, la patrulla estuviera integrada por dos agentes -junto a Salas- de escasa experiencia.

Se trató de un disparo efectuado desde la posición de un tirador ideal, apuntando con ambas manos, de lo que da cuenta la pericia sobre restos nitrados. Es decir, concediendo que vio un arma que apuntaba a Mardones, extrajo la pistola, la cargó y apuntó con ambas manos al centro del rodado a una distancia no superior a los 4 mts. Queda claro que desde otra posición, el disparo no podría haber ingresado por el lugar que ingresó.

Esto permite afirmar que lejos de privilegiar la vida de terceras personas, se desentendió de ello. Y los resultados fueron drásticos. No podrían haber sido de otro modo la consecuencia del disparo de una pistola 9 mm. al interior de un vehículo que transportaba a varias personas.

Por otra parte, como ya se explicara, el sistema de cuadrículas permite evitar peligrosas persecuciones policiales automovilísticas que muchas veces provocan mayores daños que los que se pretenden evitar. En este caso, existían varios móviles atentos ante la fuga de un vehículo, ya que se había irradiado tal situación, por lo que haber efectuado un disparo una vez cesada la supuesta situación de peligro de Mardones, aparece como una maniobra irracional. Otros móviles podrían haber interceptado la cupé Renault Fuego, tomando inclusive mayores recaudos de seguridad para el propio personal policial de haber sido alertados de la supuesta existencia de un arma de fuego.

Etiquetas , ,

3 comentarios para (Fallo completo) Prisión perpetua para el policía Claudio Salas por el asesinato de Braian

  1. Santos
    4 diciembre 2013, 15: 52 para 15:52

    Qué difícil que en el futuro encontremos 12 jurados con la lucidez de Zvilling y Martini…
    Este razonamiento básico y elemental de que no se justificaba disparar contra el auto aún cuando se tratara de pibes chorros, tuvieran un arma, el auto fuera robado y se diera a la fuga (extremos estos últimos que ni siquiera se probaron), es imposible de hacérselo comprender a la mayoría de la gente con la que uno habla a diario, que -comprando el discurso de mano dura- tiende a legitimar la muerte de Hernández con cualquiera de esos pretextos.
    Insisto el jurado no es garantía sino forma de juzgar en base a prejuicios, por algo es el sistema que usa en EE.UU., que promueven Blumberg y Sapag y que combaten ZAffaroni y Argibay.

  2. 4 diciembre 2013, 16: 33 para 16:33

    bien el policia tenia que ser condenado y la camara oculta ?

  3. ver la diferencia
    5 diciembre 2013, 8: 02 para 8:02

    La Cámara Oculta ni antes ni ahora puede ser juzgada por jurados.
    El artículo 35 del nuevo código establece que «la integración de juicios por jurados será para juzgar delitos contra las personas, la integridad sexual o cualquier otro delito cuyo resultado haya sido la muerte o lesiones gravísimas, siempre que el Ministerio Público Fiscal solicite una pena privativa de libertad superior a los 15 años».
    Está claro que el objetivo es perseguir a cierta clase social con el sistema y nunca al poder de turno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.