Subrogancias, sí, pero que no las maneje la Oficina Judicial

18 noviembre 2013, 22: 05

Ya teníamos al Grupo de los 4, ahora apareció el Grupo de los 9. Algunos de los futuros integrantes del Tribunal de Impugnación piden que se elimine un artículo del proyecto de ley orgánica del Poder Judicial. ¿Exceso de celo o preservación de una cuota de poder?

Nueve camaristas, futuros integrantes del Tribunal de Impugnación, objetaron un artículo del proyecto de ley orgánica del Poder Judicial porque consideran que “modifica el espíritu” del Código Procesal y “atenta contra la más elemental organización judicial”.

Así lo expresaron mediante una nota entregada el lunes en la Legislatura, dirigida a la presidenta Ana PechenAquí está completa en word.

El martes 19, la comisión interpoderes que analiza las leyes complementarias a la reforma procesal penal tendrá una maratónica jornada en la que escuchará a abogados, magistrados, policías y trabajadores judiciales. El paquete de leyes será tratado en el recinto el 11 y 12 de diciembre.

La nota la firman Andrés Repetto, Daniel Varessio, Alejandro Cabral, Liliana Deiub, Richard Trincheri, Mario Rodríguez Gómez, Héctor Rimaro, Alfredo Elosu Larumbe y Federico Sommer.

Es la segunda nota crítica que se conoce.

Anteriormente, tres jueces y una jueza de Instrucción habían cuestionado la distribución de la carga de trabajo con el nuevo Código, que entrará en vigencia el 14 de enero, tal como comentamos aquí.

aquí hablamos de algunas de las tensiones internas que genera el nuevo sistema.

Los del Colegio de Jueces creen que tendrán más trabajo que los del Tribunal de Impugnaciones, y los del Tribunal de Impugnaciones creen que les pretenden asignar “una competencia adicional no establecida en la norma procesal”.

Se refieren al artículo 31 del proyecto de ley orgánica del Poder Judicial:

Artículo 31. Tribunal de Impugnación. Competencia.

El Tribunal de Impugnación tendrá la competencia asignada por el Código Procesal Penal. Adicionalmente, en caso de ser necesario de acuerdo a la carga de trabajo que presente el sistema, los jueces del Tribunal deberán integrar los Colegios de jueces. En dicho supuesto serán competentes para intervenir en los casos que les asigne la Oficina Judicial, conforme lo establezca la reglamentación.

El Tribunal de Impugnación será asistido en sus funciones por la Oficina Judicial.

Las y los magistrados señalan en la nota que “ello violenta disposiciones constitucionales, modifica el espíritu acusatorio puro y garantista del Código, y atenta contra la más elemental organización judicial”.

El director de la Oficina Judicial es un cargo administrativo, y a criterio de las y los camaristas no se le pude dar la atribución de que fije la competencia del Tribunal de Impugnaciones.

“De sancionarse este proyecto en las condiciones apuntadas, la competencia del Tribunal de Impugnación podría ser modificada por el simple hecho de modificar la reglamentación a la que alude el artículo 31 del proyecto”, advierten.

Los firmantes de la nota aclaran que “reafirmamos nuestra voluntad de intervenir como jueces subrogantes de cualquiera de los Colegios de Jueces que se constituyan en la provincia”.

Dicen en el mismo sentido que “resultan cuestiones muy distintas ser convocados para intervenir en calidad de jueces subrogantes de alguno de los Colegios de Jueces, a pretender que un funcionario administrativo tenga facultades legales para asignar competencias indeterminadas a los Jueces del Tribunal de Impugnación”.

También proponen que se agregue al proyecto que “no percibirán remuneración alguna” por la subrogancia.

Etiquetas , , , ,

Un comentario para Subrogancias, sí, pero que no las maneje la Oficina Judicial

  1. jose alberto
    18 noviembre 2013, 23: 25 para 23:25

    creo que la verdadera horizontalidad tan proclamada para este nuevo sistema, se frustró cuando el Tribunal Superior de Justicia, evidentemente por razones presupuestarias, dividió a los jueces entre los integrantes del Colegio y los del Tribunal de Impugnación; si todos formaran parte de un Colegio de jueces, se hubieran evitado estos reclamos, todos hacían de todo… pero rápidamente saltaron los MF3 dando cuenta que por igual trabajo, igual remuneración; ante la «presión» algún pícaro introdujo el art. 31, por lo que ahora «saltan» los del Tribunal de IMpugnación; no hay que asustarse es lógico que se produzcan estos conflictos ante cambios tan profundos; no obstante lamentablemente las leyes salen tal cual están ya diseñadas, los legisladores van a escuchar a la cabeza del Poder Judicial, no a los operadores que son los que realmente saben del sistema de administración de justicia del fuero penal; ahora bien los diputados deberían advertir que son justamente los principales actores de esta reforma los que están protestando: los jueces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.