¿Y la causa de la zona liberada? Nuestro contador de tiempo sigue corriendo

17 septiembre 2013, 7: 05

Sigue sin resolverse la recusación de los vocales del Tribunal Superior, y mucho menos el recurso extraordinario federal presentados por Jorge Sobisch.

El 3 de julio pasado, la sala penal del Tribunal Superior de Justicia dijo (aquí en word) que la causa no prescribió y que hay tiempo para hacer el juicio hasta noviembre de 2014.

(Para ese entonces ya estará en vigencia el nuevo Código Procesal Penal. Qué lástima que los delitos contra la administración pública hayan quedado afuera del juicio por jurados).

Para ganar tiempo, dijimos aquí, Sobisch recusó a los jueces y presentó un recurso extraordinario federal.

El expediente está en este momento en la fiscalía, que hasta ahora nunca presentó una acusación contra Sobisch. La causa se mueve por el exclusivo impulso de la querella.

Cuando regrese con dictamen de la fiscalía al Tribunal, los vocales de la sala penal, Graciela Martínez y Guillermo Labate, deberán resolver si rechazan o aceptan la recusación.

Luego habrá que integrar la sala con otros dos vocales para que se expresen sobre si está bien o mal rechazar o aceptar la recusación.

Recién después se tratará el tema de fondo, es decir, el recurso extraordinario federal con el cual Sobisch trata de llegar a la Corte Suprema.

Otro detalle: se supone que para entonces la causa tendrá juez. Está radicada en el Correccional 1, actualmente vacante y en pleno concurso para elegir titular.

Nueve postulantes compiten por ese lugar.

Etiquetas ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.