Sapag es de temer, pero Ana está de rodillas

22 julio 2013, 18: 01

20130721_164247La serie de avisos que el sindicato de Petróleo y Gas Privado de Neuquén, publica en los diarios en el contexto de las PASO, deja en claro el desprecio por las mujeres que ejercen o compiten por cargos públicos. El MPN no estrena misoginia.

La vicegobernadora Ana Pechen denunció ante la junta de gobierno del Movimiento Popular Neuquino (MPN), que preside Jorge Sobisch, los ataques contra su persona que aparecieron en la cartelería callejera con motivo de la campaña de las elecciones primarias del 11 de agosto. En la nota divulgada hoy (que se puede descargar aquí), señala:

Lamentamos tener que sospechar que el caso se agrava a un más desde mi condición de mujer. Jamás en la historia del partido se ha registrado tamaña virulencia en los ataques hacia una de las listas que compiten en una interna. Existe un agravio al género de la mujeres a quiénes tanto nos ha costado, en toda nuestra historia partidaria argentina,  hacer valer nuestros derechos. La fuerza de nuestras  mujeres es la que irriga sangre en las venas de la política argentina  y de toda nuestra Latinoamérica. Ahí están las mujeres en nuestra Latinoamérica luchando por una patria grande distinta, sometiéndose a cuanto escarnio público le proponen los detractores de siempre!!! Pero nosotras que hemos “parido” a nuestros hijos, sabemos de dolores, sabemos de lucha y sobretodo sabemos de persistencia: Llegaremos donde el pueblo desee que lleguemos, no somos esclavas  de nada ni de nadie!!

Si bien no lo nombra explícitamente en el escrito los agravios que expone provienen de su rival dentro del partido provincial, el secretario general del sindicato de Petróleo y Gas Privado, Guillermo Pereyra.

2enAyYqmDFiacrViZiZlkdHeuDpjkJYC7U8G2JFzeX8Desde el gremio se han publicado en los diarios solicitadas del tipo: «Ana va a perder porque de rodillas no se llega a las urnas». La descalificación también alcanza a la presidenta, a la que por supuesto se la llama por su nombre de pila: «Hace más de un año que Cristina no recibe a Sapag. La obsecuencia no está dando resultados.»

Sapag no es Jorge ni Pereyra es Guillermo. A Sapag, según las solicitadas: «los empleados públicos le temen». Su pleitesía frente a la presidenta es total. La sumisión es tal que el MPN tiene ahora «una jefa en Buenos Aires» lo que para el partido que siempre gobernó la provincia con sus patriarcas, es algo oprobioso.

Pero Ana está de rodillas. La subordinación es de otro cariz. La voluntad está anulada, la disposición del cuerpo obliga a rendir tributo.

No es de extrañar que provengan de estos sectores este tipo de calificaciones. La industria petrolera tiene fuerte ligazones con una de las formas más violentas de ejercicio de la dominación: la trata con fines de explotación sexual. Así lo revela este informe publicado por el Observatorio Petrolero Sur.

20130721_164221Tampoco causa asombro que el MPN ventile su misoginia. Basta recordar las amenazas de Oscar «Cacho» Gutiérrez, vicepresidente primero de la Legislatura durante la gestión Sobisch, que aseguró que se vengaría del periodista Jorge Gadano obligando a su pareja, Mónica Reynoso, a practicarle «un pete todas las mañanas.»

La misma Pechen tuvo una tibia reacción mediante una red social cuando el gobernador dijo, sobre la difusión de los videos de Facundo Gaitán, que se trataba de «un tema íntimo.»

La violencia es notable. Ojalá se transforme en acción política y no se lo devore la coyuntura electoral. Para las mujeres que paren hijos e hijas y aquellas que no lo hacen. Esas también saben de dolor y de lucha.

(L.L.B)

Etiquetas , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.