La fiscalía pidió la elevación a juicio de la causa contra el policía Salas por el asesinato de Braian Hernández

31 mayo 2013, 9: 46

Jugada del fiscal: mientras la defensa apela la prisión preventiva, pidió la elevación de la causa a juicio.

Maximiliano Breide Obeid, fiscal a cargo del caso, le pidió al juez Cristian Piana que eleve a juicio la causa contra el policía Claudio Salas por el asesinato de Braian Hernández, de 14 años.

El delito que le imputa es «homicidio calificado por haber sido cometido por un miembro integrante de las fuerzas policiales abusando de su función, con la agravante de haber sido cometido con violencia mediante el empleo de un arma de fuego en carácter de autor, previsto y penado en los artículo 80, inc. 9, y 41 bis del Código Penal”. El fiscal planteó además que “el hecho debe ser atribuido a título de dolo directo”.

Con referencia a la condena para el acusado, Breide Obeid sostuvo que “la pena privativa de libertad pretendida es de prisión perpetua”.

El lunes habrá una audiencia, pedida por la defensa, para solicitar la excarcelación de Salas.

El hecho

Braian fue asesinado el 19 de diciembre de 2012 a las 2.40 de la mañana. El día anterior había terminado la escuela primaria.

Esa noche había salido con unos amigos y, como una travesura, le habían sacado el auto al padre de uno de ellos.

En la calle Casimiro Gómez al final se cruzaron con un patrullero en el cual estaba Salas con otros dos policías.

Salas disparó contra el automóvil con su arma reglamentaria, y el proyectil impactó contra la cabeza del adolescente.

El fiscal sostuvo que “no existen dudas ni controversias sobre la circunstancias materiales del hecho y la autoría material por parte de Salas. Es decir, el funcionario policial efectuó un disparo contra el vehículo, que ingresó por la luneta del mismo impactando en el cráneo de Braian, causándole  la muerte”.

El arma I

El imputado confesó el disparo, pero dijo que había reaccionado porque vio que desde el interior del auto le apuntaban con un arma.

«La pregunta que giró en torno a la investigación -dice el fiscal- es si ello era materialmente posible de ver. La respuesta, a mi criterio fue negativa. En efecto, en la inspección ocular en el lugar de los hechos, esta parte pudo apreciar que si bien existía luz artificial en la calle Casimiro Gómez, la misma no era optima y de hecho un cartel ubicado en lo alto de un comercio de la esquina, obstaculizaba de manera parcial el poste de alumbrado sobre la arteria, en el lugar donde sucedieron los hechos. Que se intentó, recrear a distintas velocidades el paso de un vehículo con vidrios no tonalizado, y una persona sentado en la parte de atrás apuntando con un arma y resultó sumamente difícil advertir la existencia de la misma, sólo lográndose hacerlo correctamente cuando el auto se detuvo, circunstancia ésta que no sucedió en el caso, ya que los mismos policías intervinientes refieren que el vehículo Renault (en el que iba Braian) sólo disminuyo la marcha para luego acelerar y nunca se detuvo. A ello debemos sumarle que, todos los que participábamos en la inspección ocular estábamos con los sentidos puestos para observar el arma de fuego, que nos iba a apuntar desde el asiento de atrás del conductor, es decir sabíamos de antemano que eso iba a suceder y así y todo el esfuerzo fue mayúsculo. También hay que tener en cuenta, que el vehículo empleado era 4 puertas y que la puerta trasera se abre y el  tamaño de la ventana era mayor y no tonalizada. En el Informe y fotografías de Fs. 414 y vta, se advierte claramente este aspecto, donde se observa una ventana mucho más pequeña y un tonalizado y las misma son obtenidas de noche, lo que a la postre dan una mejor imagen que el informe de Fs. 509 que son obtenidas a la luz del día”.

El fiscal destacó que “por ello, a mi criterio resulta imposible sostener que hayan logrado observar que alguien en esas condiciones apuntando con un arma o “algo parecido a ello” y mucho menos sostener que era gris. ¿Resulta lógico además que ello hubiera sucedido así? Entiende esta parte que no, por cuanto es evidente que no resiste análisis que una persona apunte con un arma no apta para el disparo, por una ventana que no se abre, pequeña y con cristal difuminado, a tres policías armados. Lo que elimina cualquier tipo de causa de justificación o error que como hipótesis intenta introducir la estrategia defensista”.

El arma II

Breide Obeid planteó también que “en turno de valorar la existencia del arma de fuego calibre 22 largo en el interior del vehículo Renault Fuego, en el acta de procedimientos de Fs. 08/09, se destaca que en primer lugar mediante el uso de linterna observan el arma sobre el asiento del acompañante  “…en el sector izquierdo se encuentra un arma de fuego y que luego de ello se hace presente el Fiscal…”. Traído a prestar declaración testimonial el Oficial W. C, aclaró que respecto del arma de fuego en realidad se expresó mal en el acta de procedimientos y el arma se encontraba en el piso detrás de la butaca del conductor. También el oficial de actuación ilustró sobre un punto, en su testimonial aclaró que cuando llegó al lugar de los hecho ya había como tres móviles, entre los policías estaba el imputado, que luego de ello perimetró el lugar, después arribó el personal de criminalística y recién buscaron los testigos, lo cual aclaró que fue difícil; ya haciendo las diligencias arribó el Fiscal”.

En el texto de la presentación del fiscal, se describe que al radicarse la causa en el Juzgado de Instrucción Cuatro, por el apartamiento del juez Marcelo Muñoz, “se recabaron testimonios en lo relativo al procedimiento policial. En ese sentido J. H -empleado policial- refirió haber visto el arma de fuego desde el exterior del vehiculo cupe Fuego, utilizando una linterna, que no recuerda si estaba sobre el asiento o en el suelo, si estaba detrás del asiento de conductor o del acompañante, pero si pudo afirmar que estaba en la parte posterior y que era gris. (Fs. 829/832). Por su parte, el empleado policial S. F. A refiere que de la misma manera que J. H, con el empleo de una linterna pudo observar un arma de fuego en la Renault Cupe, precisando que se encontraba en el suelo, situado detrás del asiento del conductor. (Fs. 807/810). Sin embargo, el empleado policial G. A. F –quien fue el primer empleado policial que arribó al lugar de los hechos después que el móvil de C. F. S- sostuvo que el arma de fuego la vio en la Renault Cupe Fuego, en la parte trasera sobre la cañonera, es decir en el medio de los dos asientos. (Ver. Fs. 823/828). Llamativamente esto pasaría inadvertido de no ser porque, las fotografías del Gabinete de Criminalística de Fs. 553, ubican el arma detrás del asiento de conductor, mientras que a Fs. 555 se ubica en la zona de la cañonera. Lo mismo se advierte de observar las fotografías de Fs. 287 y 288”.

Breide Obeid indicó que “no obstante ello, en esta oportunidad no acompañaré a la querella en su planteo de nulidad del acta de secuestro del arma de fuego. Ello por cuanto la Fiscalía entiende que el acto en sí mismo no es nulo; se han respetado todas las solemnidades que el Código Procesal Penal requiere para el procedimiento de secuestro. Que esta circunstancia, no me permite sostener que el acto deba ser atacado de invalidez. Sin embargo, esta Fiscalía entiende que ya en la etapa de juicio se podrá cuestionar duramente la introducción del arma como prueba valida, independientemente de la forma de su secuestro”.

En este sentido, indicó que “resulta relevante sobre este aspecto, la declaración de los menores, quienes refieren que mientras los sacaban del automóvil los tiraron al piso y no los dejaban mirar para arriba, les impedían que vieran el vehículo, mientras B. H agonizaba a un costado”.

Por último, afirmó que “si el vehículo se encontraba con las puertas abiertas y previo al arribo del personal que actuó en la redacción del acta de procedimientos, despiertan al menos dudas de que el arma de fuego, haya sido ilegalmente introducida en el vehículo Renault”.

Etiquetas ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.