Muerte digna: el TSJ afirmó que no se necesita autorización judicial. Fallo completo

22 abril 2013, 12: 17

La sala civil consideró que la nueva normativa de derechos del paciente «consagra expresamente el derecho personalísimo del ser humano a adoptar decisiones en el final de la vida y contempla el modo en que este derecho personalísimo será ejercido por el paciente incapaz o en estado de inconsciencia, a través de sus representantes.»

Hoy se conoció la resolución de la sala civil del Tribunal Superior de Justicia respecto de la presentación formulada por las hermanas de Marcelo Diez, un joven que permanece en estado vegetativo persistente desde 1994, y para quien solicitaban que se autorice una muerte digna. Los vocales Evaldo Moya y Oscar Massei entendieron que de acuerdo a la nueva ley de derechos del paciente el tema debe resolverse en el ámbito intrafamiliar y no judicializarse.

En su voto, Massei indicó que la ley 26.742 «se asienta sobre la plataforma constitucional del Art.19 de nuestra Carta Magna, precepto que pone límite al Estado, reservando de su injerencia el ámbito de la autodeterminación individual.» La norma, aseguró, «viene a reglamentar el mencionado precepto constitucional en lo que respecta al paciente como sujeto de derecho, estableciendo además el modo en que el mencionado sujeto ejerce tales derechos cuando se encuentra en estado de inconciencia, tal el caso que nos ocupa.»

Sostuvo que la nueva normativa del derecho del paciente «establece un procedimiento que no requiere intervención judicial». Y agregó: «Un temperamento contrario importaría desvirtuar la clara intención del legislador, en cuanto a que estas penosas situaciones no deben desbordar el ámbito íntimo del paciente y/o de su familia y el médico tratante.»

Moya adhirió a los argumentos de Massei y afirmó que: «Con la reciente sanción de esta norma, queda superado el principal valladar que los judicantes de primera y segunda instancia señalaron al resolver sobre el presente, esto es, la falta de un dispositivo legal que contemplara el supuesto fáctico.» Reiteró que es «indubitable» la intención de evitar la judicialización.

El caso llegó al máximo tribunal provincial, luego de que la sala primera de la Cámara Civil -compuesta por Federico Gigena Basombrío y Patricia Cléricirechazara el pedido en septiembre de 2011.

En julio de 2012, el jefe de fiscales, José Gérez, se expidió al respecto, y se afincó también en los alcances de la ley 26.742. Aquí su dictamen no vinculante.

En octubre pasado organizaciones y especialistas respaldaron la petición de la familia a través de un amicus curiae.

Andrea, una de las hermanas, escribió en su cuenta en la red social Facebook: «Solo quiero decir que con esta sentencia del tribunal el caso de Marcelo es el ULTIMO en ser judicializado en Argentina, y que nunca más los familiares de ningún paciente en su estado deberán acudir a la justicia cuando médicos o instituciones quieran hacer valer su opinión personal y sus fundamentalismos sobre la vida de terceros. A tod@s ustedes: GRACIAS, MIL GRACIAS. En nombre de Marcelo, gracias por esto.»

RESOLUCIÓN COMPLETA

Etiquetas ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.