La Ciudad Judicial avanza lenta: otra vez postergaron la fecha de terminación

19 abril 2012, 22: 21

La megaobra de la Ciudad Judicial sufrió otra postergación. La empresa constructora presentó un nuevo plan de trabajos y curva de certificaciones, y fijó como fecha de terminación de los trabajos el 30 de setiembre próximo. El plazo de ejecución previsto en la licitación era de 700 días, pero con este nuevo corrimiento insumirá 1.673 días.

Otro tema son los costos. Se estimó en 90 millones de pesos, pero esa cifra la gastará sólo en los trabajos de este año, de acuerdo con el presupuesto del Poder Judicial. El año pasado fueron 107 millones de pesos.

Las novedades de la obra se conocieron a través del acuerdo del Tribunal Superior de Justicia. Con la presentación del nuevo plan de trabajos de la empresa Riva SA, la administración general del Poder Judicial suspendió “provisionalmente la aplicación de multas y/o retenciones que contractualmente correspondiere aplicar” a la firma “por incumplimiento al plan de trabajos vigente”.

Los vocales indicaron que es posible aprobar el nuevo plan “en tanto que, por un lado, se ‘congelen’ las redeterminaciones de precios de saldos del contrato con los índices a aplicar a la redeterminación del certificado de obra de junio de 2012 y por otro, a que la empresa Riva renuncie al cobro de mayores costos fijos que pudieran producirse durante el plazo de ampliación”. También renuncia “a cualquier otro tipo de reclamo actual o futuro sobre el período que comprende dicho reconocimiento, incluyendo a los intereses en general devengados a la fecha, que pudieran corresponderle por pagos fuera del término pactado”.

Actualización: minidebate en Twitter:

 

Share

Etiquetas , ,

3 comentarios para La Ciudad Judicial avanza lenta: otra vez postergaron la fecha de terminación

  1. Heector Luis Manchini
    20 abril 2012, 11: 35 para 11:35

    Sìmbolo majestuoso de la aristicràtica justicia capitalina mientras en el interior (P.Ej Zapala)
    los agentes se amontonan en edificos y galpones indignos, insalubres y peligrosos

  2. Catón
    20 abril 2012, 17: 14 para 17:14

    En esta cuestión del edificio llamado «Ciudad Judicial» también ha tenido que ver la colonización sobichista.
    El TSJ anterior a esa verdadera invasión llamó a concurso nacional, del cual se obtuvo un proyecto magnífico que podía costearse en buena parte con recursos propios. El intento de obtener autorización legislativa para endeudarse por el resto naufragó a raiz de las diferencias que en ese entonces había entre ese organismo y el Poder Ejecutivo. Desembarcaron Sommariva, Fernández y Badano y, con la excusa de que era un proyecto muy caro, lo descartó, con los costos que ello generó en materia de indemnización a los que proyectaron el proyecto que había ganado.
    Se introdujo al Ministerio de Obras Públicas y , en definitiva el nuevo proyecto era, al momento de iniciarse las obras, muy superior al descartado.
    Creo que, de haberse ejecutado el proyecto inicial hoy también tendrían edificios propios y acordes las sedes del interior.
    En fin, así estamos

  3. Cristina
    22 abril 2012, 23: 20 para 23:20

    Es verdad lo que dice Caton, el proyecto anterior era menos costoso, mas viable, mas integrado, Desembarcaron los tres amigotes, cajonearon el proyecto, hicieron este fastuoso, se garantizaron no tener fiscales que investigaran como cerraron el negocio, y ahi esta sin poder terminarse, conviertiendose en el símbolo de la lejanía del Poder Judicial con la población, allá arriba, impenetrable, habrá que andar con GPS ahí para no perderse. Todo menos facilitar el acceso de las personas a la justicia. Junto con la Legislatura, que se hunde, y la ciudad ministerial, que también se hunde son el símbolo de toda una época fatal, el sobichismo corrupto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.