«La mujer golpeada tiene pocas opciones: morir a manos de hombres violentos o asesinar a su verdugo»

12 enero 2011, 7: 15

Me conmovió el caso de Elcira, una víctima de violencia familiar que está presa porque prendió fuego la casa en la que su marido dormía y le provocó la muerte.

Su abogada defensora, Ivana Dal Bianco, eligió un camino arduo para pedir que la dejen en libertad. No buscó dudosos resquicios legales, no recurrió a chicanas procesales ni le buscó vicios a la investigación.

Lo que les pidió a los jueces de la Cámara de Apelaciones es que miren la película completa, y no sólo la foto de ese día en que Elcira encendió la hoguera que quizá significó, para ella, salvar su vida.

Lo dice Dal Bianco en su escrito de apelación: “Esta violencia que surge del mismo contexto social, que pocas o nulas veces hay una respuesta estatal satisfactoria, en definitiva, es lo que conlleva a que mujeres víctimas de violencia familiar, violencia de género, sean condenadas a pocas opciones: morir en manos de hombres violentos (femicidios) o terminar asesinando a su verdugo”.

En general la justicia tiene poco afecto por observar a la persona como producto de su historia. La recorta y la juzga por ese hecho, cometido en un momento de su vida, que se considera delito.

Pero hay excepciones: cuando usa la historia personal del imputado como pauta valorativa en su contra para fijar el monto de la condena. Y también varía, como señala Dal Bianco, según sea el caso de una mujer que mata a un hombre, o de un hombre que mata a una mujer.

En el caso de Elcira, ya en 2006 había denunciado a su pareja por violento. Cuatro años después vemos que le sirvió de poco.

Hace pocos días nos enteramos de que en Neuquén se denuncian 30 casos de violencia familiar por mes. Ante semejante panorama, la justicia debería empezar a mirar de otra manera los casos que se le presentan.

Les dejo la nota que escribí para el diario. También este enlace a una nota que se publica en Página 12 sobre el aumento de los femicidios en la Argentina.

Una última cosa: en abril del año pasado se hizo un simulacro de juicio por jurados en Neuquén. El caso era idéntico al de Elcira, una mujer víctima de violencia familiar que había matado a su marido.

El veredicto del jurado fue “inocente”.

“Yo le dije ‘te amo loco, ¿no entendés que yo te amo?’. Él me dijo que me iba a agarrar con un cuchillo y que me iba a cortar en pedacitos, que me iba a dejar allí adentro e iba a prender fuego la casilla, y después iba a matar a mis hijos uno por uno”.

El dramático relato lo hizo Elcira ante la justicia. Ella está presa, acusada de prender fuego la casilla en la que dormía su pareja José González, quien murió calcinado. En estos días la Cámara de Apelaciones definirá si confirma la prisión preventiva dictada en su contra, o si encuadra el hecho en un caso de legítima defensa como pide la abogada defensora Ivana Dal Bianco.

El hecho ocurrió el 5 de diciembre de 2010 a las 8:45 en una vivienda ubicada en la toma Amanecer, barrio Villa Ceferino. Minutos antes de que la casilla ardiera se produjo la discusión que Elcira (43) relató a la justicia. Ambos habían bebido alcohol en abundancia.

En su apelación, Dal Bianco encuadró el caso dentro de la violencia de género. “Debido a la poca o nula respuesta estatal satisfactoria, las mujeres víctimas de violencia familiar son condenadas a pocas opciones: morir a manos de hombres violentos o terminar asesinando a su verdugo”.

Para Dal Bianco, Elcira “no es una mujer que un día se levantó mal y decidió planificar el asesinato alevoso de su concubino”. Relató sus antecedentes, que son de manual: “fue criada en un contexto familiar altamente disfuncional con violencia conyugal y sin estabilidad afectiva”. A los 9 años fue víctima de violencia sexual, y con el tiempo estableció “un vínculo afectivo con pareja violenta, con hábitos tóxicos y antecedentes criminológicos”.

La primera denuncia contra su pareja la formuló en 2006, aunque venia sufriendo castigos desde tiempo antes, y callaba por miedo. “Evidentemente (la denuncia) no funcionó, porque González llegó al extremo de usar un arma blanca para cortarle el cuello a mi defendida”, dijo Dal Bianco.

Hay testigos que la madrugada del incendio escucharon a González gritar: “te voy a quemar hija de puta”. La abogada señaló al respecto que “existía una amenaza de muerte que Elcira tomó como cierta, puesto que no se puede descontextualizar de la historia de agresiones que vivió”.

“Existió una agresión ilegítima por parte de González, y ella no tenía obligación de seguir soportándola. ¿Qué debía esperar, que llegue al punto de asesinarla”, se preguntó la defensora.

Remarcó que el juez Marcelo Muñoz, al dictar la prisión preventiva de la mujer, “omite de manera tajante una historia de violencia que da razones al accionar de Elcira”.

La defensora Ivana Dal Bianco puso de resalto “la miopía que existe alrededor de esta temática en la justicia penal” producto de la cual “cuando una mujer violentada mata a su pareja producto del hastío de la violencia física y psíquica a la que es sometida cotidianamente, las resoluciones judiciales son aisladas del contexto en que se produce el hecho”.

Cuando sucede al revés, agregó, “cuando la mujer es víctima de homicidios por parte de sus parejas, esos son considerados crímenes pasionales, autorizando en muchos casos la aplicación de calificaciones legales menos gravosas como el homicidio en estado de emoción violenta “porque el hombre encontró a su mujer con un amante” o “se puso celoso”.

La situación de la imputada debe ser resuelta por la Cámara de Apelaciones, que en la feria está integrada por Daniel Varessio, Mario Rodríguez Gómez y Patricia Clérici (subrogantes).

Share

Etiquetas ,

27 comentarios para «La mujer golpeada tiene pocas opciones: morir a manos de hombres violentos o asesinar a su verdugo»

  1. Pomelo reload
    12 enero 2011, 9: 07 para 9:07

    Si Barreda pasó 18 años preso por haber matado después de sufrir años de maltrato (situación que fue reconocida por la juez integrante de el Tribunal que lo juzgó) entonces este es el mismo caso, la opción no es «mató o me mata» también se puede ir, ¿no se puede ir? es el mismo caso del odontología. Querían igualdad ahí tienen. Todos iguales. Hombres que matan a sus parejas van presos las mujeres también. El próximo paso es derogar los bienes gananciales en el matrimonio, ¿quieren igualdad? bueno cada uno tiene lo que aporta.
    He dicho

    • Marcos
      12 enero 2011, 17: 24 para 17:24

      Yo no puedo creer los comentarios que leo, ¿cómo se va a comparar este caso con el de barreda? Primero, Barreda puede haber sufrido maltrato psicológico, lo cual es inaceptable y puede ser tomado como atenuante, pero nunca sufrió en repetidas situaciones violencia física por alguien con mucha más fuerza que él. Segundo, Barreda no recibió amenazas de muerte, la señora ésta sí, para ella y para sus hijos, y de alguien qeu efectivamente podría cumplirla como prueba el hecho que ya la había cortado con un cuchillo y porque tenía la fuerza necesario para ello. A Barreda le podrían decir «conchita», pero no lo amenzaron de muerte tras golpearlo, esa es la diferncia clave que en un caso permite aplicar legítima defensa y en otro no. ¿Tan dificil es entenderlo? Aparentemente sí, si se lee la nota con los anteojos machistas que todos llevamos. Si uno se despoja de ellos, y asumiendo un mínimo de inteligencia, jamás podría hacerse una asociación tan libre e inadecuada de este caso con el de Barreda. ¿Y luego asocia eso a los bienes gananciales? Señor/a «Pomelo Reload», tiene un problema grave, Ud.

      Realmente lo que hace esta abogada es muy elogiable porque intenta ubicar el crimen, que efectivamente sucedió, en una problemática social mucho más amplia y profunda, que ubica a la asesina en el rol de víctima. Claro que para verlo así debemos despojarnos de prejuicios casi «innatos», debemos luchar contra leyes primitivas, con un sistema judicial anacrónico, etc. En definitiva, esta abogada es de avanzada, tiene una mentalidad de país mucho más avanzado que el nuestro (lo puedo certificar porque viví en España y allá, con sus falencias, el tema de la violencia de género tiene un tratamiento mucho más moderno, avanzado, y comprehensivo), y ojalá triunfe así sienta jurisprudencia y las cosas empiezan a cambiar.

      • Pomelo reload
        12 enero 2011, 20: 14 para 20:14

        Asi que el maltrato psicologico es menos maltrato. ¡Mirá vos! Te aviso que el «cerebro» detras de las leyes de genero en España por ejemplo es Jorge Corsi el acusado de pedofilia asi que no tienen asesor tampoco (esto lo pongo porque tengo ganas)
        Lo de los bienes gananciales viene porque lo queria escribir en algun lado.
        Y si leemos la noticia con ojos feministas ¿esta bien?
        Transcribo lo que dice hoy el diario Clarin en relacion a Barreda «Los datos que relata la historia, nunca rechazados, hablan de una convivencia enferma protagonizada por este grupo familiar en el que Barreda ocupaba el lugar de desecho, basura, desprecio, ignominia. Un hombre humillado durante años a expensas de un funcionamiento familiar mórbido, sádico, escandaloso»
        Para vos eso es menos que te amenacen de muerte?

      • Marcos
        14 enero 2011, 16: 52 para 16:52

        ¿quién dijo que es menos? Dije que no es AMENAZA DE MUERTE. La relevancia entre la diferencia entre maltrato psicológico y físico, es que si el segundo es seguido de AMENAZA DE MUERTE la posibilidad de que la amenaza efectivamente se cumpla, es mucho más alta!! ¿Tan dificil de entender es eso? La idea es discutir la legalidad del argumento de la abogada Dal Bianco, y la relevancia de la amenaza de muerte ahí es clave porque JUSTIFICA LA LEGITIMA DEFENSA. No tiene nada que ver con que ésto sea «mejor o peor» o «más o menos» como pone en su último párrafo, que el maltrato psicológico. Si solo es maltrato (físico o psicológico) y no hay amenaza de muerte, entonces no aplica la legítima defensa. Si lo hay, sí, eso es lo que estamos discutiendo.

        ¿Qué tiene que ver con eso Jorge Corsi, haya redactado lo que haya redactado, y esté acusado de lo que esté acusado? Señor/a Pomelo Reload, no puede Ud. realizar una discusión de argumentos si se pone a poner cualquier cosa, que no vienen al caso. Ud. mismo lo dice cuando dice que «esto lo pongo porque tengo ganas», o «lo de los bienes gananciales lo quería escribir en algú lado». Señor, si tiene ganas de descargarse, vaya a un bar y cuéntele a sus amigos sus cosas, o vaya al psicólogo y le dice lo que quiera aunque sea inconexo, incongruente y sin sentido. No venga a los foros a molestar si solo se quiere «descargar» o «decir en algún lado las cosas» tengan o no que ver con la discusión en cuestión. Aprenda las reglas (tácitas) básicas de cualquier discusión, y venga acá. Aunque por lo que leo su limitada inteligencia no le permitiría entender mucho de nada. No le contesto más, porque saldrá con cualquier cosa que quiera decir, como que la inflación está alta porque gobierna una mujer, o que si quieren las mujeres igualdad que usen corbata, o cualquier otra incongruencia que quiera descargar.

    • Mariarayen
      28 noviembre 2011, 23: 45 para 23:45

      Es preocupante que pienses de esta manera tan misógina. Barrera pudo irse cuando quiso, era odontólogo, podía mantenerse, nadie lo amenazó de muerte si se iba. Creo que no analizás nada y opinás barbaridades

  2. Pomelo reload
    12 enero 2011, 10: 50 para 10:50

    Siguiendo con el tema y a modo de ilustración he aquí lo que dice un juez español sobre la llamada «violencia de género»: «JUSTICIA | Contra la ley de violencia de género
    Un juez dice que las denuncias de falso maltrato causan el ‘genocidio’ de hombres
    Europa Press | Sevilla

    El juez de Familia número 7 de Sevilla, Francisco Serrano, ha criticado que las denuncias falsas por maltrato hacia la mujer están provocando un «genocidio» entre los hombres, ya que, según apuntó, las consecuencias de esas denuncias -como por ejemplo la retirada de la custodia de los hijos- está llevando a que «muchos» hombres se estén «suicidando».

    En una entrevista concedida a Europa Press, el juez Serrano lamentó el «ataque visceral al hombre por el hecho de ser hombre», asegurando que «se está produciendo un auténtico genocidio», por lo que instó a investigar «cuántos hombres que han sido denunciados por sus parejas y que han pasado por una detención se han suicidado o lo han intentado, siendo luego los asuntos archivados o sobreseídos».

    Al hilo de ello, puso de manifiesto que, «si tuviéramos ese dato, esto sería un auténtico escándalo a nivel nacional», pues en Sevilla, en los tres últimos meses, «me he enterado de tres casos de suicidio» por este motivo, por lo que «si esto lo trasladamos a nivel nacional de manera anual, los suicidios ascenderían a más de 600».

    En este sentido, indicó que en el año 2006 «hubo 3.200 suicidios en España, de los que 2.400 correspondieron a hombres». «¿Cuántos de ellos se correspondieron con suicidios provocados porque el varón ha sido tratado desde las instituciones de manera injusta por este tema?», se preguntó el juez, quien aseguró que «este dato no lo conocemos porque quien lo tiene que dar lo oculta de forma deliberada».

    Cambio de legislación
    Así, se cuestionó si todo lo anterior «es un daño colateral asumible» y apostó por cambiar «criterios y leyes» y por desarrollar «auténticas» políticas de igualdad en materia de familia, abogando de esta manera por la ejecución de una ley integral de protección en el ámbito doméstico en la que se proteja «a la persona vulnerable».

    En esta línea, el juez Serrano señaló que las denuncias falsas «existen porque hay interés en ello, ya que los recursos asistenciales para la defensa del maltrato se están financiando a través del número de denuncias», y también por «el interés de la señora que, en un momento dado, puede obtener una pensión no contributiva» a través de la misma.

    El juez criticó que, desde el feminismo «radical», se dice que el hombre y la mujer «no son iguales» en el seno de una relación de pareja, lo que constituye, a su juicio, «una filosofía auténticamente falsa», ejemplificando que, a nivel internacional, se han hecho en los últimos tres años 230 estudios «que demuestran que la violencia en el ámbito de la pareja es bidireccional, y en todos los países, salvo en España, lo que se protege y regula es la violencia en el ámbito doméstico, y no la violencia sobre la mujer».

    «Que no me pongan a las mujeres maltratadas de pantalla», según continuó el juez Serrano, quien señaló que las denuncias falsas «perjudican, de momento, a la propia mujer maltratada y agredida, porque ésta es la que tiene miedo y sufre la auténtica discriminación y desigualdad».

    A su juicio, «se está creando una nueva era de la discriminación y de la desigualdad, y nos hemos inventado un neolenguaje donde a un ministerio de la mujer resentida y oportunista se le llama Ministerio de Igualdad», y aseveró que todo ello «está llevando a una situación de auténtica perversión, injusticia y hasta de genocidio, que se está ocultando».

    ‘Maltrato institucional’
    Tras asegurar que tiene una carpeta «llena» de cartas remitidas por hombres «que sufren maltrato institucional», se refirió a las denuncias por injurias y amenazas leves formuladas por el propio juez contra la presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género y vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Inmaculada Montalbán, quien realizó unas declaraciones «coactivas» en el sentido de que «a mí no me puede advertir de una posible responsabilidad disciplinaria para que me calle».

    «Con razón o sin ella, tengo el derecho de opinión y de expresión a defender lo que considero socialmente correcto, porque yo no estoy en lo políticamente correcto», prosiguió el juez Serrano, quien aseveró que «mi objetivo es hacer bien mi trabajo, ser independiente y luchar por la verdadera Justicia y la auténtica igualdad». «Como mínimo, tengo derecho a expresar lo que opinamos la inmensa mayoría de profesionales», apuntó.

    A su juicio, «muchos de estos profesionales tienen miedo a decir lo que piensan, por el hecho de que les puedan imponer una medida represora», ya que «ser políticamente incorrecto e ir a contracorriente hoy en día en España es peligroso». «Hemos vuelto a la Inquisición», concluyó.

  3. Lucifer
    12 enero 2011, 11: 46 para 11:46

    Totalmente de acuerdo con el juez español. no es correcto hablar de violencia de género sino que lo justo es referirnos a la violencia doméstica. Hoy lo que queda de la estructura familiar, que el estado está decidido a destruir a toda costa,está sometida a múltiples presiones, como falta de trabajo, de salud, de educación, de bienestar en general. La ex clase media pelea por un lugarcito en alguna toma, una
    changa, un subsidio. Ya no se repara en la dignidad. Los que tienen la sartén por el mango los someten a mayores humillaciones y todo eso genera un caldo de cultivo nefasto para una relación familiar como Dios manda. Allí salta la violencia, que es múltiple,es decir involucra al hombre, la mujer, los hijos. Los diarios lo traducen cotidianamente, hijos que matan al padre, padres que matan sus hijos, mujeres que matan a sus compañeros, hombres que matan mujeres, todo dentro de un mismo ámbito de convivencia.
    La falta del ejercicio serio del gobierno, la omisión de ocuparse generosamente de los problemas que abruman a la sociedad, priorizando el propio beneficio, etc fué llevando a esta situación de violencia generalizada que no tiene fín ni solución a la vista.

  4. maria elisa
    12 enero 2011, 14: 02 para 14:02

    no voy a contestar las aberraciones teñidas de ignoracia que se escribieron en comentarios anteriores, pero creo que es bueno poner en palabras otras opiniones, la violencia domestica, es equivalente a un campo de concentracion, donde cada mujer que la padece, expone su vida cotidianamente, no solo en los casos en que se cometen feminicidios sino tambien las heridas que quedan en sus cuerpo ya sea por el maltrato fisico, psicologico, economico etc…tambien es bueno saber que la violencia es una conducta aprendida, y no es una cuestion privada, el violento que es un abusador de poder, lo es en todos los ambitos de su vida, la casa del encuentro que lleva una estadisticca de las muertes de las mujeres ya sea por su pareja, ex pareja novio etc. da datos terribles en el 2010 murieron mas de 200 mujeres, es indispensable la ejecucion de politicas publicas, la ley no basta, esta mujer, denuncio, pidio ayuda, y desde su lugar de victima, hizo todo lo que podia y nadie escucho, ahora, esa misma justicia que no escucho, es la que la juzgara?..seguira sindo victima no ya de su torturador sino del estado que la condenara?…

  5. Pali
    12 enero 2011, 14: 06 para 14:06

    Una locura lo que pide y dice esta abogada. Muy poco sentido común, con eso legitimamos cualquier muerte total siempre va a ser en defensa propia o por ser oprimidos. Esta gente no se da cuenta que con sus posiciones ideologizadas perjudica a sus defendidos???

    • Marcos
      12 enero 2011, 17: 29 para 17:29

      ¿Qué dice, señor/a «pali»? ¿Cómo se va a legitimar con esto a «cualquier muerte»? La señora (y sus hijos) HABÍA SIDO AMENAZADA DE MUERTE POR SU PAREJA, LUEGO DE SER GOLPEADA REPETIDAS VECES!!!! ¿Eso sucede en «cualquier muerte», la de un ladrón que mata para robar? ¿Entendió algo de la nota? No digo que comparta la posición de la abogada, algo que yo sí hago, por lo menos entiéndalo para hacer una crítica mejor, más fundada. ¿Y usted habla de «sentido común»?

      • Pomelo reload
        12 enero 2011, 20: 01 para 20:01

        Eso dice ella anda a saber si es cierto, el finado no puede hablar a menos que incorporemos como perito a un medium

      • Pali
        13 enero 2011, 1: 03 para 1:03

        Marcos, no lo digo yo sino el codigo penal. Critica más fundada que la que hice imposible!!!

        Art. 34.- No son punibles:

        1º. el que no haya podido en el momento del hecho, ya sea por insuficiencia de sus facultades, por alteraciones morbosas de las mismas o por su estado de inconsciencia, error o ignorancia de hecho no imputable, comprender la criminalidad del acto o dirigir sus acciones.

        En caso de enajenación, el tribunal podrá ordenar la reclusión del agente en un manicomio, del que no saldrá sino por resolución judicial, con audiencia del ministerio público y previo dictamen de peritos que declaren desaparecido el peligro de que el enfermo se dañe a sí mismo o a los demás.

        En los demás casos en que se absolviere a un procesado por las causales del presente inciso, el tribunal ordenara la reclusión del mismo en un establecimiento adecuado hasta que se comprobase la desaparición de las condiciones que le hicieren peligroso;

        2º. el que obrare violentado por fuerza física irresistible o amenazas de sufrir un mal grave e inminente;

        3º. el que causare un mal por evitar otro mayor inminente a que ha sido extraño;

        4º. el que obrare en cumplimiento de un deber o en el legítimo ejercicio de su derecho, autoridad o cargo;

        5º. el que obrare en virtud de obediencia debida;

        6º. el que obrare en defensa propia o de sus derechos, siempre que concurrieren las siguientes circunstancias:

        a) agresión ilegítima;

        b) necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla

        c) falta de provocación suficiente por parte del que se defiende.

        Se entenderá que concurren estas circunstancias respecto de aquél que durante la noche rechazare el escalamiento o fractura de los cercados, paredes o entradas de su casa, o departamento habitado o de sus dependencias, cualquiera que sea el daño ocasionado al agresor. Igualmente respecto de aquél que encontrare a un extraño dentro de su hogar, siempre que haya resistencia.

        7º. el que obrare en defensa de la persona o derechos de otro, siempre que concurran las circunstancias a) y b) del inciso anterior y caso de haber precedido provocación suficiente por parte del agredido, la de que no haya participado en ella el tercero defensor.

      • Marcos
        13 enero 2011, 10: 14 para 10:14

        Señor/a Pali, ¿leyó bien lo que escribió Ud. misma/o? Según lo que dice el Art. 34, 2º que Ud. misma cita, no es punible «el que obrare violentado por fuerza física irresistible o amenazas de sufrir un mal grave e inminente»;

        Justamente el caso éste se encuadra aquí, la señora había sido amenazada de muerte, con testigos, y con antecedentes de violencia. Ergo, no es punible. Esto mismo no se puede aplicar a «cualquier muerte» como Ud. dice en su primer comentario. Entonces, Ud. mismo/a en su segundo comentario que pretende responder al mío, lo refuerza!!!

      • Pali
        13 enero 2011, 12: 33 para 12:33

        No lo refuerzo, si lees bien dice «mal grave e inminente» ¿Me podrías explicar que mal grave e inminente pude causar un tipo que esta durmiendo? o mejor ¿Qué fuerza física irresistible operó sobre esta mujer al momento del hecho?

      • Marcos
        14 enero 2011, 17: 02 para 17:02

        el mal «grave e inminente» es el asesinato de la señora. Grave, porque es asesinato. Inminente, porque puede hacerlo cuando quiera una vez despierto. La definición de inminente (de la RAE) es: inminente; Del lat. immĭnens, -entis, part. act. de imminēre, amenazar. Adj. Que amenaza o está para suceder prontamente.). No quiere decir «inmediato» o «ya», sino que puede suceder.

        La señora sólo puede matarlo -por su debilidad relativa- si él está dormido o distraído, ante el riesgo que si no lo hace, en el futuro la mate a ella y sus hijos.

        • 14 enero 2011, 17: 44 para 17:44

          Les aviso a quienes se han interesado por este tema que la Cámara de Apelaciones ya resolvió la situación de Elcira. Mañana a primera hora estará publicado el post con el fallo completo para descargar.

    • Pali
      17 enero 2011, 14: 56 para 14:56

      Evidentemente marcos tan errado no estaba, que le hayan dado un atenuante no significaba que no era punible!!!

  6. alicia saurin
    12 enero 2011, 15: 15 para 15:15

    Lo que dice «esta abogada»…., señor/a….es para pensar….no para desestimarlo de entrada…»la cabeza es redonda para que los pensaminetos puedan cambiar de direccion…». Es toalmente lógico que haya personas, varones ó mujeres que mantengan un pensamiento machista y autoritario,ya que hemos sido actores, voluntarios ó nó, de esta forma de discriminación y maltrato hacia las mujeres, que es un mal totalmente arraigado en un pais como el nuestro, que se ha nutrido de otras culturas, tambien machistas y autoritarias como la española é italiana. Nuestras costumbres, nuestra forma de vida, nuestros mas profundos pensamientos y mas internas convicciones, se hacen eco de estas fuentes inagotables de discriminación y machismo cuyo caldo de cultivo ha sido el nazismo, y el pensamiento bélico de la primera y segunda guerra mundial. Todos, hemos sido criados y educados, en estos preceptos, la diferenciación de los sexos, en la vida cotidiana, en el seno del hogar. La violencia subyacente que determina, que hay tareas, depreciadas, solo para el sexo femenino, (llamado también, y no casualmente, sexo débil) , que la mujer está hecha para cocinar y lavar los platos, que si falta algo en la mesa debe ser ella quien se levante a proveerlo, que si se está de vacaciones, el descanso es para el varón, y las tareas domesticas son realizadas por las mujeres, adultas ó niñas. Quien no ha visto a su madre, luego de regresar del trabajo, ocuparse de las tareas del hogar y de la atención de los hijo??, reclamando al padre de familia “que la ayude”, ya que es tácito que toda la responsabilidad del hogar descansa sobre ella. Quien de nosotros, no lo está viviendo hoy, ó percibiéndolo a cada paso en la vida cotidiana?.Y lo descripto es solo una pequeña muestra de las injusticias que soportamos las mujeres, y sino pensemos en las miles que reciben agresiones , verbales, ó físicas, ó las dos, y lo que esto provoca en los hijos que deben convivir con la visión constante de su madre, sufriendo, ´muchas veces en silencio, y otras defendiendose, y arruinando, la vida de toda una familia.
    y por último, la diferencia entre varones y mujeres, solo esta en la fuerza, la fuerza física, es superior en el varon….la fuerza espiritual…estaría por verse…pero ante la agresión física …ganan los varones….por eso es que «esta abogada»… basa su defensa en la defensa propia, él tenía mas posibilidades de matarla….no lo hizo porque no quiso….solo la maltrató todo lo que quiso….
    ALICIA AMALIA SAURIN-
    DNI 6.376.678

  7. Fernando
    12 enero 2011, 18: 55 para 18:55

    Comparto la posicion expresada por la defensora. Me parece que la amenaza y peligro concreto de muerte en esos casos es inminente. El derecho no puede exigir a ninguna persona que sea un heroe y espere una respuesta institucional que no encontro al punto de poner en riesgo sus bienes mas preciados (su vida y la de sus hijos). Tambien hay que analizar con cuales recursos concretos cuenta una mujer pobre con muchos hijos y bajo el control de un hombre dispuesto a todo. Omito contestar a los comentarios discriminatorios expresados mas arriba por su pobreza conceptual

  8. tarro
    12 enero 2011, 19: 13 para 19:13

    NUEVA MODA Una estrategia perversa!!!!!! El negocio de las falsas denuncias de abuso de menores y violencia familiar para alcanzar a la brevedad el divorcio y la división de los bienes.
    Se impone en nuestro medio la mujer que interpone esta denuncia falsa, ideada, dirigida, instruida y hasta presionada por inescrupulosos abogad@s, sin saber que está abriendo una caja de Pandora imposible de cerrar, ni siquiera aunque se retracte; logrará retrotraer sus consecuencias, ya que esa denuncia falsa puede tener efectos tan graves como si fuese verdadera. Se trata de una estrategia- la falsa denuncia – utilizada generalmente por mujeres de clase media y alta para alejar a sus parejas de la casa o de sus hijos. Se recurre a la mentira para acelerar los tiempos de la Justicia, y en consecuencia una vez excluido el cónyuge, es más fácil “negociar “ya que se encuentra en una situación de inequidad y desventaja frente al cónyuge que tomo absoluta posesión de la casa y la tenencia de los hijos. Desde que la ley se aprobó, años atrás, aumentó el número de denuncias falsas sobre violencia familiar. Mujeres de clase media y alta descubrieron (asesoradas por inescrupulosas abogadas) que es una forma de que la Justicia actúe de manera rápida, para lograr en poco tiempo sacar una ventaja patrimonial frente al otro.
    Otro efecto perverso de las denuncias falsas es que minan la credibilidad de las verdaderas, por lo que la tolerancia judicial de hoy acabará perjudicando a las verdaderas víctimas de hoy y mañana, que existen y siempre existieron – aunque no las quieran ver- y a las que la administración de justicia no les llega nunca, o lo que es peor llega tarde cuando de una violencia familiar sin contención ni apoyo terapéutico termina en homicidio en un juzgado criminal de instrucción. Por un lado cualquier acción, literal y textualmente “cualquier acción” que denuncie una mujer respecto de su marido, pareja, etc., puede terminar conformando un delito, y delito que – según la gravedad – puede terminar con una privación de libertad, y la misma acción (amenaza, lesión etc.,) denunciada por un hombre respecto de su mujer, pareja, etc., no es tratada con la misma seriedad, hasta puede significar motivo de humillación para ese hombre que “denuncia” .Por desgracia, siguen existiendo hombres que amenazan la integridad física y psicológica de las mujeres y por ende del núcleo familiar. Pero esta ecuación es inversamente proporcional cuando se trata del género femenino, ya que hoy en día, la amenaza sobre un hombre es “te voy a denunciar”, es decir voy a ir al juzgado y ese señor – que no tiene derecho de defensa alguno, ya que esta ley es violatoria de toda garantía constitucional especialmente la comprendida en el Art. 18 de la Constitución Nacional , se le decreta una medida cautelar de exclusión del hogar, por un plazo definitiva, y que según la gravedad de las acusaciones puede derivar en un juzgado penal y en prisión. Se han perdido las garantías penales de un proceso justo, y el dictado de la medidas cautelares en muchos casos adolece de fundamentos – ya que no se han probado con meridiana claridad los hechos que se denuncian ni la verosimilitud del derecho invocado – y por ende las medidas terminan siendo injustificadas, o en el mejor de los casos excesivas. El Fiscal civil, en más de una ocasión ni siquiera ha tomado vista en los juicios en los que “alegremente” se pedía la exclusión para el accionado, sin haber ni siquiera escuchado de viva voz las declaraciones de cada parte. Existen auténticas víctimas de violencia, esas que se ha cruzado en su vida un individuo violento y agresivo, – que obra por impulso y carente de toda reflexión -del que no se van a librar por órdenes de restricción o prohibición de acercamiento, medidas de exclusión o condenas penales que la justicia les imponga, puesto que no hay medios económicos y materiales para garantizar su protección. Salen de sus casas, o de su trabajo y tienen al agresor a la vuelta de la esquina, o de cualquier sitio donde esté. No se cuenta con medios técnicos y humanos para verificar que esas órdenes se cumplan, y esas mujeres son las que finalmente son ultrajadas y asesinadas. Los Servicios Sociales por falta de medios o porque prestan un servicio meramente burocrático e ineficiente, no intervienen en estos asuntos, y la mayoría de estas situaciones, tienen un enorme trasfondo social de precariedad laboral, económica y cultural muy seria, y que la justicia no resuelve o resuelve mal y muchas veces lejos de dar soluciones empeora aun más la situación. Ya que una vez excluido el agresor debiera “invitárselo” a que concurra a programas terapéuticos y a la familia un seguimiento de la situación intrafamiliar para ver como continua, cuáles son sus falencias y como trabajar sobre ellas.
    Pero también existe otro objetivo para el que son utilizadas las medidas cautelares de familia, del que hacen uso otra clase de “mujeres y abogados” que tiene por finalidad principal ser un medio “rápido e idóneo” para proceder con anticipación a una rápida, efectiva y “segura” división de bienes de la sociedad conyugal con antelación al divorcio. A modo de subterfugio procesal, realizan una denuncia por malos tratos, por una supuesta discusión, insultos o por cualquier situación similar – que muchas veces no existió o si existió provocada por la denunciante no tiene la magnitud y trascendencia que se le pretende otorgar. Acto seguido, automáticamente consigue quedarse con los hijos, casa, comercio, bienes e incluso rodados. Inducen a engaño a la justicia y consiguen el dictado de una “medida cautelar”, El cónyuge abrumado y presionando por la situación, cede ante las pretensiones económicas de la otra parte, ya que de negarse podría en principio quedar excluido de su hogar definitivamente, con un veedor recaudador en su comercio y finalmente dilapidarse su patrimonio. Esas mujeres y abogados que las “asesoran” existen, y están utilizando la justicia a su antojo, para “ganar” su divorcio y tramitar la división de bienes con más celeridad. Algunas de las asociaciones que proclaman la defensa de la mujer a ultranza, están favoreciendo a ese tipo de mujeres que “manipulan” la justicia , – haciendo de la violencia una cuestión de género – ya que en ningún momento han proclamado la igualdad respecto al hombre maltratado, que también los hay, pero como socialmente es mucho más humillante, niegan la situación, pensando que es pasajero; o que“ va a cambiar” o simplemente “porque aman a esa mujer” y los lleva a mantener durante años esa disfuncional relación con sus gravosas consecuencias para todo el núcleo familiar. Hay que analizar esta problemática desde una perspectiva distinta, tener más amplitud de pensamiento y ser más objetivo. Tampoco defienden estas asociaciones a las mujeres que acuden en busca de auxilio, porque al ser carenciadas y no tener medios económicos, – que dicho sea de paso, en muchos casos es la única causa por la que siguen conviviendo con los verdugos, porque no tienen literalmente donde vivir. Hay muchas víctimas de medidas de exclusión por la simple presunción de un maltrato físico o psicológico, el cual se ordena sin previos estudios psicológicos y psiquiátricos, ni acreditar estudio ambiental del grupo familiar de ningún tipo.
    En mi opinión la citada norma legal, no solo es inconstitucional sino que violenta el derecho de defensa y el debido proceso, derecho que tiene todo ciudadano otorgado por nuestra Carta Magna y vedado por esta ley, que no guarda armonía jurídica con el ordenamiento jurídico vigente en nuestro país. La normativa lejos de adaptarse a las contingencias sociales deviene en Arcaica ya que lejos de resolver la problemática familiar, la agrava, puesto que no contempla al grupo y la dinámica familiar como tal. Es decir, es importante ofrecer a las personas distintas vías para que pueda poner de manifiesto sus problemas familiares y recibir ayuda u orientación. Por otra parte, para que la ley pueda ser efectiva es necesario dar a la gente la posibilidad de acceder al tribunal, ofrecer asistencia jurídica e idear mecanismos para que conozca los derechos y recursos existentes.
    Todo esto que he manifestado no es una mera opinión, sino que responde a mi experiencia personal, y cada caso, tiene nombres y apellidos, de hombres , culpables unos e inocentes otros; y de mujeres víctimas a las que respeto y otras que se hacen pasar por ello, convirtiéndose en victimarías de sus parejas a las que denuncian maliciosamente, que insultan y menoscaban a las verdaderas víctimas, mujeres que realmente necesitan acceder de manera urgente al sistema judicial, y a medios sociales y económicos para salir de esa gravosa situación, y las que nadie da respuesta.
    No hay multa (como por ejemplo en España) ni sanción alguna para la denunciante y abogados que instan una falsa denuncia, simplemente el expediente se termina “archivando”, como si con ello se pudiera subsanar el mal irrogado, muchas veces irreparable.
    Ya que muchas veces dejan al denunciado no solo en la calle, sino atravesando un grave estado de salud sin contención ni cobertura social de ningún tipo.
    La violencia cuando causa daño , es un delito , que necesariamente , atento el imperio de la Constitución Nacional , debe ser juzgado dentro del marco jurídico normado por el art. 18 de la Ley Suprema.
    El hecho cierto de que haya un sector de los ciudadanos más vulnerables que otros, no justifica la comisión de ilícitos por parte del Estado, en la protección de tales ciudadanos.
    Actualmente, en nuestro país, se ha instaurado un sistema absolutamente arbitrario, discrecional y contrario a mínimas pautas éticas o de sentido común.
    Tras la bandera de la Violencia de género o familiar , se ha montado un proceso de neto corte inquisitivo , desprovisto de las mínimas garantías para el imputado , que además es sacado de los jueces naturales , quedando en manos de comisiones especiales que funcionan en los Juzgados de familia.
    La sola denuncia, (sin prueba), autoriza la inmediata sanción contra el denunciado, que sin derecho a defensa alguna deberá tolerar todo tipo de vejaciones, no impuestas al peor delincuente imputado de delitos gravísimos.
    En un Estado de Derecho, en el que son respetados los derechos humanos de los ciudadanos más despreciables, es inadmisible, bajo ningún fundamento se permita la continuidad de este gravísimo ataque al sistema democrático vigente.
    Más aún cuando los vicios flagrantes de este procedimiento fomentan su utilización por inescrupulosos que aprovechan el estado de absoluta indefinición del denunciado para sacarle su patrimonio a través de arreglos extornados.
    La violencia familiar debe ser perseguida dentro de la ley, lo contrario es ni más ni menos que terrorismo de estado.
    La finalidad de este relato es que otras personas que estén atravesando la misma o similar situación sepan que deben oponer su defensa en los estrados judiciales, y evitar que esta medida cautelar de familia sea utilizada como subterfugio judicial para llegar a una división de bienes, y la inmediata realización – venta- de los bienes que componen la sociedad conyugal.
    REITERO Si bien hay mujeres y ancianos violentados- los cuales nadie parece registrarlos – desgraciadamente la experiencia en ambas provincias es que los hombres son excluidos sin mas tramite, en muchas oportunidades se les priva -injustamente- del contacto de sus hijos, acto seguido se inicia el divorcio contradictorio , fundamentado en la violencia, y luego piden la atribución del hogar conyugal, y la cautelar sobre sus Bienes o persona. De esta manera la contraparte queda en una situación disvaliosa. Esto habida cuenta que de inicio fueron violados sus derechos constitucionales del debido proceso, -Art. 18 de la C.N.-.
    De esa manera se presiona vilmente para conseguirla división de bienes a un precio módico. Y lo peor de todo devastar emocionalmente al individuo para conseguir el objetivo.
    Ya que si no lo sabe, muchas veces las señoras se apoderan de las casas de sus suegros – ancianos y enfermos- y los excluyen también.
    O lo que es peor, gente con enfermedades terminales a las que les queda retenida su medicación y ni la actora ni el juzgado le permiten retirar, esto para presionar y desde mi punto de vista es un acto deleznable
    Es lamentable que la justicia no establezca los filtros adecuados para establecer adecuadamente cuando se realiza una falsa denuncia y cuando realmente hay una mujer en estado de peligro, ya que lamentablemente nunca llegan a tiempo, como debería.
    Si el demandado cede a la pretensión de la actora «denunciante» automáticamente se termina la violencia, cosa de locos diría yo.
    Esto son solo algunos de los casos que recibimos a diario, y le puedo asegurar que los hombres quedan desesperados, desesperanzados, quebrados emocionalmente, y a ellos quien los escucha??? Porque muchas veces al quedar en la calle no tiene medios para poder tomar sesiones con un terapeuta,- porque su preocupación vital pasa a ser donde van a dormir, que van a comer y que con se van a vestir. Por lo que tendrán que deambular con su dolor por mucho tiempo, si es que la salud se los permite.
    Respecto de la documentación, me parece bien Y FUNDAMENTAL que se acredite la misma, (las lesiones sufridas), primero y por sobre todas las cosas para establecer la seguridad jurídica, y segundo si es que la persona se cree con derecho y esta legitimada activamente para accionar debe acreditarlo, no hay mas remedio.
    No niego que haya mujeres violentadas.
    Con esta ley – a mi humilde entender- no se erradica la violencia, ya que la cuestión es mucho mas profunda y tiene que ver con la degradación social a la que fuimos sometidos como ciudadanos desde el hace mucho tiempo. Si nuestro pueblo tuviera educación salud y una correcta y eficaz administración de justicia los casos que llegarían a los estrados judiciales serían mínimos y no como se presentan en la actualidad.
    Me fui de mambo. . . . ., también hay que estudiar como alguien mas arriba dijo, violento no se nace, se hace, esto me lleva a otro tema; Quien mece la cuna?
    Mi hijo cuando sea grande va a ser bien atorrantito!!!!!! Y bla bla bla. Pregunto; quien pregona esto?- – – – MIL DISCULPAS

  9. slkdjfa
    12 enero 2011, 19: 17 para 19:17

    Asesinar a alguien mientras duerme me parece aberrante, lo haga quien lo haga.- Por qué mejor esta mujer, mientras su marido dormía, no se escapó? no era más fácil? Esto es un ajuste de cuentas y creo que la mujer debe ser condenada.-

  10. Lucifer
    13 enero 2011, 9: 20 para 9:20

    La mujer estaba fuera de la casa, su marido durmiendo dentro de ella, no existía amenaza alguna para la dama de fuego -supuesta ex maltratada – esto es la vìctima
    permanecía en un estado de total indefensión y su pareja sin compasión ni duda quemó el hogar y como secuela a su compañero. Me conmueve a mi también pero no la actual situación de la arrebatada incendiaria sino su falta de escrúpulos, de piedad, de restricciones. Sin duda que su acción es homicidio calificado por alevosía debido a la indefensión del victimario y la pena reclusión perpetua. Como vamos a otorgar un bill de indemnidad a la mujer cuando disgustada por un compañero gritón lo incinera con casa y todo. Ya saldrá en libertad al cumplir dieciocho años de justa prisión como Barreda.

    • Fernando
      13 enero 2011, 13: 18 para 13:18

      Lucifer, solo voy a resaltar algunas de tus frases: «indefensión del victimario», «supuesta ex- maltratada», «arrebatada incendiaria», «disgustada por un compañero gritón» «Barreda»

  11. Hector Luis Manchini
    15 enero 2011, 11: 30 para 11:30

    Sr, Guillermo Berto: Desearía saber el motivo de la desaarición del post que anunciaba la decisión de la Cámara Penal de revocar el procesamiento del juez Muñoz en el caso «Elcira». y mi comentario. Sorprende que una noticia importante haya tenido tal tratamiento (lo mismo sucedió en el diario Río Negro). Es la primera vez que como lector de noticias on line me sucede algo así. Muchas Gracias

    • 15 enero 2011, 12: 07 para 12:07

      El post sigue estando en el blog, no lo retiré en ningún momento. En la edición on line del diario no sé qué pasó.

  12. alicia saurin
    15 enero 2011, 13: 10 para 13:10

    Por lo visto, la defensora de Elcira, tenía buena parte de razón, en sus argumentos. Estos fueron considerados por los jueces, que, en este caso, pueden dar un fallo, con consideraciones, importantes, hacia una mujer, que sufre, maltrato, en todos los ordenes, y que reacciona, con violencia a la acumulacion de violencia en su siquis, y en su cuerpo, producidos por años de una vida miserable y poco feliz. Me alegro por Elcira, que encontró en su abogada, la comprensión y contención que en casi toda su vida, le fuera remisa, y en estos jueces la empatía y análisis integral de la situación, juzgada.Como nos cuesta a los argentinos, cambiar el pensamiento, pero sigamos intentándolo, Dra.Ivana Dal Bianco, va por el camino correcto!!!!!!!!!!!!!!
    Lisi

  13. Marianella
    19 noviembre 2015, 16: 28 para 16:28

    Hace casi dos anos sufri violencia fisica de genero no denuncie por miedo hoy llevo adelante mi caso en el juzgado de familia. Pero la jueza del juzgado 3 lo tiene como victim a el pese a que esta a cinco dias de ser hechado de la fuerza, tiene denuncias de apremios esta publicado en el caso de violencia en cuenca xv en neuquen, su ex mujer lo denuncio por maltrato , el tipo intento quitarse la vida en cria 18 de neuquen y la institucion tapo todo.y a mi me estan haciendo la vida imposible en lo laboral y desde el juzgado de familia nro 3 neuquen no me dan una mano mucho menos una solucion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.