El martes sortearán a los primeros jueces que serán evaluados por el Consejo de la Magistratura

2 mayo 2010, 11: 27

En la reunión plenaria del martes, el Consejo de la Magistratura sorteará seis magistrados que serán los primeros en pasar por el proceso de evaluación. A esa definición se llegó después de una votación dividida.

Evaluar es una de las funciones que la Constitución le ha dado al Consejo, y contra la cual hay una acción de inconstitucionalidad, aún sin resolver, iniciada por el presidente de la Asociación de Magistrados.

En el acta que se levantó en la última sesión, y que pueden leer completa aquí el tema se debatió intensamente.

Aun a riesgo de hacer un post interminable (desaconsejado con fervor por todos los blogueros) creo que en este caso se justifica transcribir completo el punto en cuestión, para comodidad de los que quieran leerlo sin tener que hacer click a otro sitio o descargar el documento.

El acta en cuestión es la 19/10, el punto es el 5, y dice así:

El consejero Hugo Altamirano (abogados) refiere que no habiéndose dictado ninguna medida en contra de la manda constitucional, propone seguir avanzando con esta función. Expresa que si bien quedó resuelto el inicio de las evaluaciones en el segundo semestre, se podría ir elaborando el plan de acción con los Magistrados a evaluar, y esa es concretamente su moción sobre el punto.

Seguidamente la presidenta (Graciela Martínez, TSJ) manifiesta que presentó la excusación en la causa que se encuentra en trámite ante el Tribunal Superior de Justicia.

El consejero Gustavo Olivera (bloque PJ) expresa que mantiene su postura y respecto a la designación de los Magistrados a evaluar entiende que resulta discrecional, sin que ello denote trascendencia, dado que al término de cuatro años todos serán evaluados. En tal sentido, mociona se designen tres Magistrados por cada dos Consejeros coordinadores, que podrían ser seis de primera instancia del fuero civil –quienes experimentan mayor contacto con la población- y tres magistrados del fuero penal de instrucción, realizando un sorteo que represente el 60 % de la capital de la Provincia y el 40% del interior, tomando todo el interior de la Provincia como única Circunscripción a los fines del sorteo.

Agrega que lo importante es comenzar a cumplimentar la función constitucional asignada, brindando a la sociedad el mensaje esperado sobre el funcionamiento de la Justicia, a la luz de la evaluación que realizará un órgano participativo por fuera del Poder Judicial.

El consejero Altamirano retoma la palabra y refiere que este Consejo debe demostrar que tiene la vocación y decisión de realizar la función que le fuera impuesta.

Acto seguido la consejera Carla Castiglioni (abogados) comparte la moción vertida por el consejero Olivera.

Por su parte, el consejero Oscar Lavaggi (bloque MPN) manifiesta que no está de acuerdo en seguir avanzando con el sorteo y la definición de Magistrados a evaluar, sin antes concluir con la forma y el modo en que se llevarán a cabo las referidas evaluaciones.

Entiende que aún no se han fijado las pautas que ofrezcan las garantías suficientes tanto para el evaluado como para el evaluador. Señala que no intenta distraerse de la manda constitucional y, por el contrario, atendiendo a la trascendencia de la función y al precedente que el ejercicio de la misma dejará, insiste en estandarizar la forma y otorgar las mejores garantías.

El consejero Enry Rebolledo (bloque Apertura Popular) comparte la preocupación del consejero Lavaggi y mociona se trabaje en los puntos que faltan definir sobre la forma a fin de garantizar la trasparencia del proceso y los derechos del evaluado.

En tal sentido, vota por el inicio de las evaluaciones en el siguiente semestre, tal como fue resuelto en sesión pasada, se opone al sorteo de magistrados en la presente sesión, y comparte en seguir trabajando sobre aquellas cuestiones que puedan implicar una debilidad en las garantías del evaluado.

La consejera Norma Lacoste (bloque MPN) también comparte la postura del consejero Rebolledo y recalca que –a su entender- resulta de mayor urgencia e importancia definir qué y cómo se va a evaluar que el sorteo de los futuros evaluados.

Por último, la consejera Corvalán (sic) también adhiere a la postura del Consejero Lavaggi.

Seguidamente, el consejero Altamirano retoma la palabra y –a la luz del resultado de la votación- desea dejar sentada su decepción y frustración ante la decisión adoptada. Solicita se aclare y se proponga alguna moción concreta, refiriendo que hace tres años este Consejo se encuentra en funcionamiento, y desde hace un año se trabaja en el Reglamento de Evaluación, que ya fue aprobado y tiene plena vigencia, razón por la cual se siente comprometido a instar el inicio de esta función sin más dilaciones.

Acto seguido, la Presidenta sugiere que existe el tiempo suficiente para trabajar sobre los aspectos pendientes que refiere el consejero Lavaggi hasta dar comienzo a las evaluaciones en le segundo semestre.

En este estadio el consejero Olivera refiere que la postura del consejero Lavaggi, que sigue la mayoría, impide el cumplimiento de esta función constitucional y resalta que este Consejo está al borde del incumplimiento de una función pública.

El consejero Lavaggi en respuesta a las afirmaciones precedentes expresa que tiene su propia opinión sobre el tema, la que solicita sea respetada, reitera su preocupación por la amplitud del Reglamento que habilita a solicitar al evaluado cualquier documentación, y debido a ello insiste en profundizar sobre la forma de evaluar. Agrega que de ningún modo se opone al inicio de las evaluaciones en el segundo semestre.

La consejera Lacoste comparte la postura del consejero Lavaggi y mociona que al respecto se elabore una propuesta por cada Consejero sobre la forma y contenido de las evaluaciones, a fin de una deliberación final por parte del Cuerpo.

El consejero Olivera retoma la palabra y expresa que existen dos artículos del Reglamento que definen cual es la función y como hacerla, razón por la cual rechaza la dilación planteada por el consejero Lavaggi.

Acto seguido, el consejero Lavaggi reafirma su postura y alega que por resultar diferente a otras no puede dejar de respetarse. Aclara que no tiene intención de dilatar ni entorpecer el ejercicio de la función sino que –a su entender- deben adoptarse algunos recaudos que habiliten su ejercicio con mayor responsabilidad.

La consejera Castiglioni relata que un plenario o reunión de trabajo pasada ya se dialogó sobre este tema y se acordó en trabajar paralelamente en el sorteo y en los lineamientos para evaluar, un tema no resulta excluyente del otro y pueden hacerse en forma concomitante. Sin perjuicio de ello, agrega que en el marco de esta función las garantías están dadas incluso desde la propia Constitución, por lo cual ningún evaluador podría desconocerlas.

El consejero Altamirano coincide con la consejera Castiglioni y solicita se culmine con estas cuestiones que se han discutido hasta el hartazgo.

Por último, el consejero Rebolledo retoma la palabra y señala que su conducta a lo largo de estos tres años, lejos de ser dilatoria ha reflejado su compromiso con la función, de esta forma relata haber fundado desde el primer concurso su voto y haber presentado un proyecto propio de cada Reglamento, los que resultaron de utilidad para la normativa interna del Consejo que luego se aprobó. En ese orden de ideas, mociona que en el próximo plenario se incluya el tema de los magistrados a evaluar y se formulen las propuestas al respecto, debido a que el orden del día no reflejaba el tratamiento y definición de este punto en la presente sesión. Paralelamente, sugiere se continúe trabajando en el modo de concretar las evaluaciones hasta el inicio de las mismas en el segundo semestre, atento que si bien el Reglamento lo indica podría ahondarse sobre el punto y definirse más acabadamente.

Sometida a consideración esta última moción, el consejero Olivera refiere que la propuesta de su parte ya fue formulada en el presente acto, y compartida por los consejeros Castiglioni y Altamirano, razón por la cual sugiere a los restantes consejeros acerquen cada uno su propuesta para la próxima sesión en la que será deliberado y definido el tema por votación.

En consecuencia, por mayoría

Se resuelve: Incluir en el próximo orden del día la definición de los Funcionarios y/o Magistrados a evaluar y paralelamente trabajar sobre los aspectos prácticos de implementación de la función.

Etiquetas ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.