"La corporación judicial le teme al juicio por jurados"

14 abril 2010, 18: 08

Andrés Harfuch tuvo la gentileza de comentar en este blog en el debate por el juicio por jurados. Recordé, al ver su firma, que hace tres años cubrí para el diario unas jornadas sobre reforma procesal en la que expuso como panelista, y me pareció oportuno repetir aquella nota en este nuevo contexto.

«La corporación judicial le teme al juicio por jurados porque hace temblar su organización piramidal, rígida y feudal», afirmó el especialista Andrés Harfuch al disertar en las jornadas sobre reforma procesal penal que se realizan en esta capital.

También enumeró los requisitos que se deben exigir a los jurados: «ser vecino del lugar; mayor de edad; saber darse a entender, porque con la degradación que hubo en el país no podemos pedir que sepa leer y escribir, y fundamentalmente, no ser abogado».

Harfuch, defensor de Cámara en San Martín, Buenos Aires, hizo una firme defensa del juicio por jurados que, recordó, «está mencionado en tres artículos de la Constitución Nacional de 1853» y nunca fue implementado por lo cual «los jueces profesionales están usurpando un territorio que no les corresponde».

El juicio por jurados consiste en dejar la deliberación sobre culpabilidad o inocencia de una persona en manos de ciudadanos comunes, «sin ninguna intervención del Estado».

«El veredicto de culpabilidad no pertenece a los jueces sino a la ciudadanía», remarcó el expositor. Añadió que si el Estado va a descargar toda su violencia sobre una persona a través del sistema penal, debe contar con la autorización de la ciudadanía.

«¿Estamos en un Poder Judicial democrático? No. ¿Tiene este Poder Judicial algo que ofrecer a la consolidación de la democracia? Sí, mucho», afirmó Harfuch. Añadió que «la debilidad estructural del Poder Judicial ante los otros dos poderes del Estado no es casual. La fuente de acopio de poder real de los jueces es la falta de presencia ciudadana en los juicios».

A criterio del panelista, la incorporación de jurados «es visto como algo peligroso» por «los jueces que se sienten dueños de un feudo. La corporación lo resiste para mantener determinado estado de cosas».

Señaló que con la incorporación de la ciudadanía a los procesos «se gana en participación, en saneamiento de las instituciones judiciales». E indicó: «si los fiscales o defensores quieren ganar un caso ante el jurado deben empezar a hablar en castellano, dejar de apoyarse tanto en los papeles, y prepararse más profesionalmente el juicio».

Apoyó el sistema implementado en Córdoba, si bien no es estrictamente juicio por jurados ya que combina jueces profesionales con ciudadanos comunes. «Algunos dicen que los veredictos de la gente común tienen pobreza de argumentos. Qué petulantes», señaló.

(La foto la tomé de Diario Judicial)

Etiquetas ,

5 comentarios para "La corporación judicial le teme al juicio por jurados"

  1. maria elisa
    16 abril 2010, 11: 53 para 11:53

    Recuerdo que en otro comentario hable del sentido comun…en las sentencias..y fui criticada lo que dice esta nota, es la que define la realidad de la justicia, de los funcionarios, no todos por supuesto pero si la mayoria, democratizar, abrir, hablar como los/as comunes, es un desafio que pocos/as, quieren afrontar.

  2. Perry Tyson
    16 abril 2010, 18: 58 para 18:58

    viendo como la ciudadania ha elegido gobernantes, me imagino como van a ser las condenas o absoluciones. Un pueblo con la anomia como el argentino no puede tener juicio por jurado y dejo constancia que los abogados no me caen ninguno bien ni los del Poder Judicial ni los de la matricula, asi que no es por defenderlos.

    • Diego
      17 abril 2010, 11: 23 para 11:23

      Se llegó a esta situación de anomia justamente por esa percepción que tenemos las personas de a pie de que nada de lo que podamos hacer va a modificar realmente el status quo. En ese contexto, el juicio por jurado nos permite -justamente- mejorar nuestra participación ciudadana, al clarificar la influencia que podamos tener en el gobierno repúblicano. Desde luego que los juicios por jurado no son perfectos y mucho menos al principio (que conste que el sistema actual no es mejor y hace mucho que dejó de mejorar), pero los problemas de la democracia se resuelven con más democracia. PD: Te aclaro un tema: el jurado sólo establece si el acusado es culpable o no, pero las condenas las establecen jueces técnicos.

      • Perry Tyson
        18 abril 2010, 14: 40 para 14:40

        Y? Cual es la diferencia. El problema es decir si es culpable o no, y yo lo digo claro, dije «condenas o absoluciones». Asi que no me aclaras nada. Andre Malraux decia «Los pueblos no solo tienen los gobiernos que se MERECEN, sino los que se le PARECEN» o sea esta justicia que segun vos se va a mejorar con el juicio por jurados es mala porque el pueblo que va a formar los jurados es igual, y es de donde salieron magistrados, funcionarios y empleados judiciales con el agravante que ni siquiera van a tener la formacion tecnica. Y no va a mejorar nada.

      • Diego
        18 abril 2010, 20: 13 para 20:13

        Seguramente hay mucha razón en lo que decía Malraux, pero el problema no radica en lo que él decía sino en una cierta interpretación «petrificadora» de su afirmación, según la cual «los pueblos» a los que él hacía referencia serían entidades detenidas en un instante de tiempo y en un contexto también inmóvil (expresable una afirmación como «dado que los pueblos están petríficados, los gobiernos que ellos designan -que merecen y que se les parecen- también deben estarlo»). Por supuesto, discrepo con esa interpretación: creo que los sistemas sociales son organismos vivos en continua modificación y adaptación, para lo cual necesitan medios, conocimientos y experiencias que viabilicen su «evolución». Y es en ésta etapa en donde el aparentemente inofensivo discurso de que «la gente común no sabe o no puede» se vuelve peligroso, porque -además sus razgos autoritarios y antidemocráticos- esconde el intento para nada inocente de autoperpetuarse. En efecto, con la excusa de que la gente común no sabe o no puede hoy, se le niegan las oportunidades de adquirir los conocimientos y las experiencias que necesitan para autogobernarse mañana, condenándolas en última instancia a que no sepan ni puedan jamás, y a perpetuar el discurso restrictivo. En este contexto, repito: por supuesto que los juicios por jurado no son perfectos (el sistema actual tampoco lo es), pero -dejando de lado cuestiones referentes a su constitucionalidad- creo que ofrecen muchísimas más posibilidades de mejora del sistema judicial y de la misma sociedad de las que el sistema actual puede ofrecer. Finalmente, y para terminar, insisto: los problemas de la democracia se resuelven con más democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.