Autorizan la interrupción del embarazo a la joven de Bariloche. Fallo completo

5 abril 2010, 16: 23

El juez Martín Lozada, titular del Juzgado de Instrucción Nº 2 de San Carlos de Bariloche, autorizó a que le practiquen un aborto a una joven de 17 años de edad, embarazada de 11 semanas “producto del abuso sexual al que la sometiera su propio padre, además de su tío, en el marco de un periódico sometimiento sexual desarrollado al menos durante seis años a su respecto”.

El interesante fallo de Lozada pueden descargarlo completo más abajo.

Rescato algunos de sus párrafos. Por ejemplo, su admonición dirigida a los médicos para que empiecen a asumir su responsabilidad ya que no necesitan autorización judicial para interrumpir embarazos en estos casos. Y su afirmación de que ante tantos abortos clandestinos a que se someten chicas de escasos recursos, lo que penaliza el sistema es la pobreza y no la interrupción del embarazo.

Dice Lozada:

“De lo que no cabe abrigar duda es que en nuestro sistema legal el aborto constituye un delito. Sin embargo, la vida de la persona por nacer puede en algunos casos ser suprimida sin que dicha conducta resulte punible. No se trata de que la ley aliente esas prácticas, sino que sólo las tolera excepcionalmente si se dan ciertas exigencias”.

“No puedo omitir que en el presente caso le ha sido peticionado de modo expreso y puntual al suscripto el otorgamiento de una autorización para interrumpir el embarazo que actualmente cursa la menor. De acuerdo a la premura que amerita este caso, no habré de profundizar los motivos que hubiera podido tener la administración sanitaria para la formulación de una petición tal, aun cuando aquélla, conforme lo señalado hasta aquí, pudiera tener su origen en la objeción de conciencia formulada por parte de los  profesionales médicos que prestan servicio en el área de ginecología del Hospital de El Bolsón.

“Lo cierto es que, aunque de modo improcedente, un pronunciamiento del órgano jurisdiccional ha sido formulado, y ante ello, entiendo que no es dable abonar desde esta sede el estado de incertidumbre que puede afectar, acaso por desconocimiento u otros motivos, a los profesionales de la salud.

“Dicho de otro modo, la administración de justicia no debe generar márgenes para tornar difusos aquellos espacios legales sobre los que deben regir luz y claridad, evitando generar lagunas e interpretaciones marcadas por la ambigüedad, las que, en definitiva, como efecto previsible pueden afectar y acaso impedir el acceso de la población a la justicia, con la eventual responsabilidad internacional que ello puede acarrear al Estado

provincial y al propio Estado argentino”.

“Es el médico diplomado el único dotado del bagaje de conocimientos científicos y técnicos que permite apreciar si

se dan las condiciones para la práctica del aborto no punible previsto en alguno de los supuestos del art. 86 del Código Penal. La norma así lo indica y no pueden supeditar su actuación a la intervención judicial. Deben, por lo tanto, asumir los deberes y las responsabilidades individuales y profesionales que les son propias, puesto que el cumplimiento de las normas jurídicas es

un deber del profesional, y su incumplimiento es susceptible de sanción legal cuando se nieguen en forma no justificable a la constatación de alguna de las causales previstas en el art. 86 del Código Penal. y/o la consecuente prestación del servicio”.

“Los casos de abortos no punibles son uno de los tantos componentes que integran el servicio de salud, por lo que se deben respetar los estándares de calidad, confidencialidad, competencia técnica, rango de opciones disponibles e información

científica actualizada”.

“Resulta de vital importancia que los profesionales de la medicina, a pesar de la vigencia de la norma, cuenten con protocolos, reglas o guías que se ocupen de la atención integral de los abortos no punibles. Instrumentos que, en definitiva, permiten reducir y evitar las barreras u obstáculos que se les presentan a las mujeres cuando acuden al servicio de salud pública, así como los numerosos abortos no punibles que se dan, innecesariamente, en la clandestinidad”.

La doctrina nacional ha reconocido que, en supuestos como el aquí tratado, aferrarse a un solo argumento -la afirmación lineal según la cual el feto es un niño y la Convención Internacional de los derechos del niño protege su interés superior por lo que la vida

potencial no puede ser nunca afectada- y negar el conflicto suscitado, importa ignorar la trágica desigualdad ante la ley que provoca el sistema punitivo entre mujeres carenciadas y con posibilidades económicas. A punto de cerrar los ojos a una realidad

incontrovertible, cual es que, en definitiva, el sistema penaliza la pobreza y no la interrupción del embarazo”.

“En nuestro ordenamiento jurídico la vida se protege desde la concepción hasta la muerte con diferente intensidad. No merece el mismo tratamiento legislativo la etapa previa al nacimiento, y así lo prevé el Código Penal argentino, que la posterior al mismo”.

“La interrupción del embarazo constituye un mal que sólo excepcionalmente puede causarse. Y justamente ante esta realidad nos encontramos”.

FALLO COMPLETO

Etiquetas ,

Un comentario para Autorizan la interrupción del embarazo a la joven de Bariloche. Fallo completo

  1. cachulo
    5 abril 2010, 21: 13 para 21:13

    Muy buen fallo. Preciso, claro, correcto en su decisión y fundamentos y poniendo a los médicos en su lugar. No lo conozco a este juez pero lo felicito, se ve que sabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.