Zona Liberada: una de fiscales que no acusan y jueces que los mandan a investigar

30 marzo 2010, 12: 15

El juez Alfredo Elosu Larumbe decretó la nulidad del dictamen del fiscal Di Maggio que pidió el sobreseimiento de Jorge Sobisch en la causa de la zona liberada.

Además, el juez dispuso enviarle una copia de su resolución al jefe de todos los fiscales, Alberto Tribug, para lo que estime pueda corresponder. En concreto, para que decida si hay que investigar el desempeño de Di Maggio.

¿Por qué pasó esto?

Porque en diciembre del año pasado, Di Maggio anticipó que no acusaría al ex gobernador Jorge Sobisch.

Aquí está completa la desgrabación y el audio de la entrevista periodística en la cual lo declaró.

Fue después de abstenerse de acusar a Carlos Zalazar y Moisés Soto, ex jefe y ex subjefe de la Policía, imputados en la misma causa.

Di Maggio dijo: “Los fiscales no somos como los jueces que prejuzgamos. Los fiscales si tenemos un deber que es actuar con objetividad y actuar con imparcialidad (…) Yo no puedo en otra causa, similar o conexa con esta, adoptar un temperamento distinto al que estoy obligado. Así de claro se lo contesto.

P: ¿O sea que usted no va a intervenir eventualmente?

DM: Lo que estoy diciendo es que no puedo adoptar una posición distinta.

P: ¿No acusaría (a Sobisch)

DM: No acusaría. Eso no significa bajo ningún punto de vista que yo me tenga que separar del proceso. Le insisto estoy actuando en forma objetiva e imparcial. Y lea la orden en su contexto general. No la parcialice ni la censure. El ex gobernador dijo: yo di la orden de no intervenir, y lo hice con la finalidad de garantizar la paz social. Yo leo toda la impresión, no parcial.

Para el juez Elosu Larumbe, según la resolución que dictó hoy, Di Maggio actuó con falta de objetividad ya que cuando hizo esas declaraciones desconocía por completo lo que había en el expediente de Sobisch.

¿Qué puede pasar ahora?

Para que se defina por sí o por no la elevación a juicio aún falta.

Seguramente la defensa y la fiscalía apelarán esta resolución y será la Cámara de Apelaciones la encargada de resolver respecto de la validez o no de este pedido de sobreseimiento fiscal.

Una yapa: la fiscal titular de la causa de la zona liberada, que avaló el pedido de sobreseimiento de Sobisch, es Gloria Lucero, quien además archivó una denuncia penal de Mariano Mansilla contra Di Maggio por las declaraciones en las que Di Maggio dijo que no acusaría a Sobisch.

Qué pequeño es el mundo.

RESOLUCION COMPLETA

Etiquetas , , , , ,

4 comentarios para Zona Liberada: una de fiscales que no acusan y jueces que los mandan a investigar

  1. Cristina
    30 marzo 2010, 14: 08 para 14:08

    Ahora se verá si es cierto que Alberto Tribug esta dispuesto a poner las fiscalias en orden. Tendrá que hacer algo con Di Maggio que actuó sin objetividad y tambien con Lucero que archivó rápidamente la denuncia realizada. Porque si Di Maggio actuó sin objetividad ella lo avalo, apaño y garantizó su accionar….Tribug alguna vez en su vida de funcionario se animará a sancionar a un amigo del Poder ???

  2. Pepe
    30 marzo 2010, 19: 01 para 19:01

    Berto, se podrá conseguir una copia de la resolución para subirla al blog y así poder opinar con conocimiento de causa? Es nuy raro que un juez nulifique la resolución de un fisca. Tiene que haber habido alguna afectación a alguna garantia del imputado o una grosera violación de las normas que regulan el proceso sancionada con nulidad.

    • 30 marzo 2010, 19: 03 para 19:03

      Está la resolución completa en formato word en este mismo post, con un click la puede descagar.

  3. Clemar González
    30 marzo 2010, 21: 22 para 21:22

    Si la fiscal Gloria Lucero cree, en sus confesiones privadas, lejos de su función pública, que es inadecuado poner espejos frente a las puertas de entradas de las casas (porque las energías positivas y los ángeles entran por las puertas y se escabullen por los los cristales azogados, desapareciendo); y ésto es un estropicio de las bondades de los gnomos y las buenas vibras (a los que sí hay que permitirles permanecer en nuestros hogares para que nos bendigan, acompañen e ilustren), no creo que tenga mucha mejor lucidez práctica ni intelectual para absolutamente nada; de todos modos, el protagonismo no es su fuerte, sino que su antagonismo es su atalaya sin espejos en procura las tibiezas infantiles de los fantasmitas cosquilleros, quienes quizá le ayuden en sus dictámentes como ministerio público. Hay que comprender a la abogada que, por lo demás, es súmamente amable y cordial, condescendiente bah!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.