El fiscal pide indagatorias antes de resolver las excarcelaciones

25 marzo 2010, 17: 10

El fiscal Ignacio Di Maggio pidió que se indague a todos los detenidos por los incidentes ocurridos después de la marcha por el 24 de marzo antes de resolver si se los deja en libertad o no. Así lo informa la página del Poder Judicial.

Les atribuye un rosario de delitos tan graves que no son excarcelables: daño, daño calificado, hurto calamitoso, intimidación pública.

Es posible que Di Maggio haya logrado reunir, en poquísimas horas, elementos suficientes para hacerles la imputación concreta a cada uno de los 20 detenidos.

Distinto fue el criterio del juez Marcelo Muñoz. Según la misma información oficial, resolvió dejar a todos los detenidos en libertad “en atención a la multiplicidad de hechos delictuosos y encartados, la cantidad de elementos de prueba requeridos y la calificación legal de los delitos que, en principio se enrostran y la imposibilidad, por el momento, de atribuir concretamente una conducta delictiva y la participación en cada uno de los hechos”.

Muñoz es un juez con fama de duro. Para quienes prefieren otra terminología, no es “garantista” (como si algún magistrado, no siéndolo, pudiera seguir en el cargo).

Pero le ha salido un serio competidor.

Con todo, Di Maggio ha demostrado coherencia.

Por un lado, al exhibir su rapidez para actuar. Hay que tener presente que en diciembre anticipó que no acusaría a Sobisch, y si recién lo concretó en febrero fue porque antes no pudo cruzarse con el expediente.

En los hechos del 24 de marzo también se mostró diligente y previsor. Según declaró el diputado Rodolfo Canini, Di Maggio le anticipó que tenían preparado un sector de la Unidad 11 para alojar a los detenidos tras la marcha.

Una cosa es que los calabozos de las comisarías, donde sólo debería haber contraventores por unas horas, alojen durante meses a condenados por delitos tan graves como homicidio.

Pero otra muy distinta es que una persona que fue detenida en un momento de confusión tan grande como el vivido en las últimas horas en Neuquén, que ni siquiera tiene una imputación en su contra según el criterio del juez, sea enviada a la mayor cárcel de la provincia (en actividad, porque si estuviera habilitada Senillosa creo que los habrían enviado allá).

Di Maggio también ha tenido oportunidad de demostrar su apego al orden. La causa en la cual no acusó a Sobisch es la de la zona liberada, en la cual se investiga al ex gobernador por darle la orden a la policía de no actuar.

En ese expediente Di Maggio expresó:

“La orden de no actuar de la Policía, conforme los propios dichos del imputado (por JOS), si fue impartida, lo fue en miras de mantener la paz social, cuando a criterio de su experiencia personal, como titular del Poder Ejecutivo Provincial, consideró que dicho valor de la axiología jurídica se hallaba en riesgo”.

Di Maggio, ex afiliado al Movimiento Popular Neuquino, ex asesor del bloque de diputados de ese partido, fue elegido fiscal por el Consejo de la Magistratura (destinado a la fiscalía de Delitos contra la Administración Pública, hoy disuelta).

En oportunidad de la entrevista personal, que es supuestamente el momento de conocer las opiniones del candidato a un cargo, su formación, su vocación democrática, su postura frente a la vigencia de los derechos humanos, no reveló ninguna de sus posturas porque debió dedicar la hora que tenía asignada a explicar una enredada causa judicial que lo tiene entre los protagonistas, y sobre la cual no informó al momento de inscribirse para el concurso. (¿por qué este detalle me tienta a compararlo con el caso de la contadora Díaz?)

Quizá Di Maggio tenga las pruebas suficientes contra los sospechosos y lo suyo no haya sido una sobreactuación ante hechos graves que nadie desea que queden impunes como ha sucedido con tantos otros, desde el jueves negro que comenzó en la Legislatura por el recorte del 20% de zona, hasta los saqueos de 2001, sin olvidar la muerte de Teresa Rodríguez en Cutral Co.

El futuro avance del expediente lo demostrará.

Etiquetas , ,

5 comentarios para El fiscal pide indagatorias antes de resolver las excarcelaciones

  1. Ana Laura
    25 marzo 2010, 19: 29 para 19:29

    ¿Los de la foto son policías de civil llevándose un detenido? Aclaralo por favor. Porque hoy Pellini desmintió categóricamente que haya habido móviles sin identificación o policía de civil en el operativo de anoche. Gracias.

    • 25 marzo 2010, 19: 35 para 19:35

      Son policías de civil. Respecto de las declaraciones de Pellini sobre este tema, lo escuché decir «no me consta».

  2. karina
    27 marzo 2010, 11: 10 para 11:10

    Me llegaron comentarios de que el Fiscal Di Magio fué quien dispuso la detención de las personas que supuestamente fueron los autores de los desmanes en el centro de Neuquén el pasado 24 y su detención en la Unidad Once, si esto fuera cierto sería «gravísimo», el fiscal no puede ordenar la detencón de ninguna persona, jurisdiccionalmente sólo puede hacerlo el juez. De ser así, se investigará que responsabilidad le cabrá al fiscal por desconocer el derecho?

    • 27 marzo 2010, 11: 16 para 11:16

      Habría que confirmar si dispuso detenciones o si impartió algún otro tipo de directivas respecto de las personas privadas de su libertad. Según el diputado Canini, el fiscal fue quien le comunicó sobre los traslados de algunos de los detenidos a la Unidad 11 por razones de comodidad.

  3. manuchao
    27 marzo 2010, 20: 20 para 20:20

    esto confirma que segun este Fiscal solo los POBRES, LOS NEGROS cometen delito. Los blancos con bigote no… Ahora se esta desquitando, agotando su ansia de que se haga justicia aunque solo sea con los pobres que cometen delito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.