Más mediación para resolver los conflictos

21 marzo 2010, 15: 45

La diputada Soledad Martínez del Frente Grande presentó un proyecto de mediación penal y otro de mediación en cuestiones patrimoniales de los fueros civil, comercial, minería y familiar, con el objetivo de encontrar en el ámbito judicial una herramienta alternativa a la solución de conflictos, generados por la comisión de un delito, buscando de esta forma descomprimir la cantidad de casos que hay en la justicia.

En el caso del segundo proyecto se aclara que quedan excluidos de la ley los programas de mediación comunitaria, vecinal y escolar.

La iniciativa de mediación penal propone que en el proceso de mediación las personas intervengan en ella en forma voluntaria y decidan sobre la composición del conflicto, con la colaboración de un tercero neutral.

Prevé además la creación de la Oficina de Mediación que funcionará en la órbita del Ministerio de Trabajo, Justicia y Derechos Humanos (en el nuevo esquema ministerial, dependerá, supongo, de la subsecretaría de Justicia y Derechos Humanos).

Esta oficina tendrá como función esencial la confección de listados de mediadores encargados de los procesos restaurativos.

Los procedimientos promueven fundamentalmente el restablecimiento de la paz social, mediante la solución del conflicto, evitando la estigmatización del justiciable y buscando la recomposición de los vínculos entre víctima y ofensor.

Fuente: www.diputadamartinez.com.ar

La diputada ya había presentado un proyecto para modificar la ley de aranceles con el espíritu de que no gane más dinero el abogado que litiga durante más tiempo sino el que llega con más eficacia a un acuerdo.

PROYECTO DE LEY DE MEDIACION

PROYECTO DE MEDIACION PENAL

Etiquetas ,

3 comentarios para Más mediación para resolver los conflictos

  1. 22 marzo 2010, 12: 16 para 12:16

    Hay un par de cuestiones observables en el proyecto. En principio el caracter «obligatorio» de la mediación no aparece debidamente fundado. Debería tratarse de una cuestión voluntaria de las partes. Todavía más, se presenta dificil de llevar a la práctica cuando obliga a las partes a concurrir personalmente, sin posibilidad de que lo hagan por medio de apoderados. (Queda la duda en caso de ausentes o enfermos, cuál será la sanción por no concurrir.)
    Además, que sea obligatorio en materia penal es un disparate que atenta contra los propios principios contenidos en la Constitución Nacional. ¿Debe obligarse a la víctima a asistir, por más leve que sea el delito, y enfrentar ante un mediador «rentado» a su presunto victimario?)
    Otro tema sensible tiene que ver con la posibilidad que otorga el proyecto, de que las cuestiones laborales también se diriman así. Al igual que el Seclo en Ciudad de Bs. As. Ese es otro punto que no resiste el menor análisis. No se puede obligar a un trabajador a mediar previamente con un empleador que ha incumplido con el pago de una indemnización o diferencia en la liquidación. Todos sabemos que la mediación supone la renuncia por ambas partes de ciertos intereses. Vemos entonces para dónde se inclina la balanza.
    Sería largo enumerar los defectos, solo espero que esto no se vote a libro cerrado. La mediación, y el negocio que hay detrás, es un tema que no puede decidirse de la noche a la mañana.

  2. 22 marzo 2010, 12: 31 para 12:31

    Advertí un error en mi comentario, y es el referido a la instancia penal. Si es voluntario no veo reparos.

  3. G. Carballo (doctor en mediacion institucional UCM)
    22 marzo 2010, 14: 23 para 14:23

    No hay problema en que la mediacion sea obligatoria. Cuando, como en este caso, hablamos de una mediacion institucional, nos encontramos con un instrumento mas de garantia de los justiciables que debe ofrecer el Estado a traves de sus leyes procesales, de manera que la mediacion entra a formar parte del derecho a un proceso judicial con todas sus garantias. Lo que hace voluntaria a la mediacion es que nadie estara obligado a aceptar una propuesta de parte del mediador, y es ahi, esencialmente, donde reside el principio de voluntariedad de la mediacion.
    Hay que tener cuidado de quien puede llegar a monopolizar la autorizacion administrativa para mediar. cuidado con los colegios profesionales. Puede ser organizada a traves de ellos, pero con mucho cuidado para evitar un control sectario de una profesion que se desconoce todavia en que ambito debe operar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.