Está firme la evaluación de magistrados y funcionarios

3 marzo 2010, 16: 39

La evaluación de magistrados y funcionarios de Neuquén sigue firme.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación se declaró incompetente para entender en una demanda de inconstitucional promovida por la Asociación de Magistrados de Neuquén contra esa facultad del Consejo de la Magistratura.

Fue con los votos de Elena Highton, Enrique Petracchi, Juan Carlos Maqueda y Carmen Argibay.

Carlos Fayt y Eugenio Zaffaroni quedaron en minoría.

La AMyF no informó sobre este fallo pero hay razones para sospechar que lo conocía, porque la semana pasada su conducción anticipó que iría con su planteo al Tribunal Superior de Justicia de Neuquén. Eso es, precisamente, lo que le recomendó la Corte.

Extraigo algunos párrafos de la sentencia que está completa más abajo:

“Aducen (los demandantes) que el sometimiento obligatorio de los magistrados y funcionarios que representan a dicha evaluación periódica y genérica es incompatible con el principio de inamovilidad constitucional, que sólo está supeditado al requisito de su buena conducta, y que únicamente puede ser apreciado por el Jurado de Enjuiciamiento, y no por el Consejo, previa denuncia o acusación, lo cual viola en forma directa los arts. 1°, 5°, 18, 31 y 110 de la Constitución Nacional y 8° de la Convención Americana de Derechos Humanos y el resto de los instrumentos internacionales con jerarquía constitucional enunciados en el art. 75, inc. 22, de esa Ley Fundamental”.

“El Tribunal considera que tanto la inclusión del Consejo de la Magistratura en el diseño institucional de la provincia demandada, como las funciones que el poder constituyente le ha asignado a ese órgano -entre la que se encuentra la de evaluar periódicamente la idoneidad y el desempeño de los magistrados y funcionarios del Poder Judicial- son asuntos que conciernen al procedimiento jurídico político de organización de ese Estado que resultan ajenos, en el sub lite, al control y la intervención de esta Corte a través de su competencia originaria (Fallos: 326:3105 y 3113; 329:224, 937 y 5814), por cuanto el cuestionamiento que de ellos se formula no remite directa y exclusivamente a la aplicación de prescripciones constitucionales de carácter nacional, leyes del Congreso, o tratados, sino al examen detemas de índole local y de competencia de los poderes locales (Fallos: 240:210; 249:165; 259:343; 277:365; 291:232; 292:625)

“Esta circunstancia determina que sean los jueces provinciales quienes deban expedirse al respecto, ya que es imposible resolver ese planteo sin pronunciarse sobre cada una de las disposiciones en virtud de las cuales el poder constituyente de la provincia estableció la mentada atribución, interpretándolas en su espíritu y en los efectos que la soberanía local ha querido darles (arg. Fallos: 122:244; 306:1310; 311:1588, entre otros).

“Por lo tanto se resuelve: Declarar la incompetencia de la Corte para entender en la cuestión propuesta por vía de su jurisdicción originaria.

En su parte resolutiva, el fallo de la minoría dice:

“Declarar que esta causa corresponde a la competencia establecida en el art. 117 de la Constitución Nacional; II. Correr traslado de la demanda, la que se sustanciará por el trámite del proceso ordinario, por el plazo de sesenta días al Gobernador de la Provincia del Neuquén, y al señor Fiscal de Estado; III. Rechazar la medida cautelar pedida.

ASOC.MAG. C/PCIA NEUQUEN

Anexo: Reglamento de evaluación de los magistrados y funcionarios.

Etiquetas , , , ,

3 comentarios para Está firme la evaluación de magistrados y funcionarios

  1. maria elisa
    4 marzo 2010, 11: 50 para 11:50

    esta firme? van a ser evaluados?…que sustito para muchos…no?

  2. Lorenzo Waldemar GArcia
    8 marzo 2010, 8: 20 para 8:20

    Berto:esto lo escribi hace cuatro años,y me convencieron de que no lo publique en su momento.Hoy ,con una trayectoria de 42 años,sigo pensando lo mismo.Me cuesta jubilarme porque me gusta lo que hago,pero no quiero seguir la suerte de Sagues,Patricia Clerici y tantos otros..–

    DE CORPORACIONES Y EVALUACIONES
    Un sudor frío recorrió mi cuerpo cuando leí en el diario las declaraciones del impulsor del juicio político contra el Dr.Mendaña, anunciando la promoción de “evaluaciones” de los jueces provinciales cada cuatro años, como condición para la permanencia en sus cargos.-
    La idea, si se enuncia asépticamente,no parece descalificable,toda vez que no puede objetarse la promoción de la actualización y el perfeccionamiento de todos los funcionarios públicos.-
    Pero a la luz de la experiencia recogida en los últimos tiempos, la implementación del mecanismo que se propicia puede constituirse en otra “espada de Damocles” susceptible de condicionar indebidamente la independencia del Poder Judicial, asentada básicamente en los principios de inmovilidad e intangibilidad garantizados en el art.229 de la Constitución de Neuquen.-
    Los jueces rendimos examen todos los días,a través de nuestras actuaciones procesales y nuestras sentencias, de cuyo análisis puede surgir una justa evaluación de idoneidad y capacitación.
    No existe otro parámetro mejor ni más ecuánime.-
    El desempeño de los magistrados se muestra “en la cancha”-“por sus obras los conoceréis”,dice la Biblia-,y no a través de una apreciación académica sobre cuya imparcialidad e intencionalidad no puede tenerse absoluta certeza.Cualquier método puede resultar bueno o malo, dependiendo de la buena fe de los operadores,y de ello se infiere que no existe mecanismo alguno capaz de garantizar ,por si mismo, un juicio justo al tiempo de la elección o confirmación de funcionarios.-
    Tampoco la versación y conocimientos teóricos garantiza la idoneidad del juez,ya que a tales efectos debe predominar su integridad,ecuanimidad,aptitud para la valoración de los hechos y sentido trascendente de los valores involucrados en una recta administración de Justicia, que difícilmente se puedan evaluar a través de un examen de tipo académico.-
    Algún sentido ha de tener la creación de la Auditoria del Poder Judicial, enderezada principalmente a hacer efectivo el control de gestión, debiendo poner en conocimiento del Consejo de la Magistratura las posibles deficiencias a los efectos previstos en el inciso 3° del art.251 CNqn.-
    Cabe acotar que no me satisface la composición del Consejo de la Magistratura consagrado por la Nueva Constitución, ya que so pretexto de eliminar a las “corporaciones” (abogados y magistrados),se plasmó una integración en que predomina la “corporación política” en desmedro de otras que –a mi juicio-, representan a quienes tienen el mayor interés en mantener la calidad e independencia del Poder Judicial (magistrados y abogados del foro).-
    Anticipo, entonces,que mi desempeño puede calificarse a través de mi actuación durante 38 años en los Poderes Judiciales de Río Negro y Neuquen, en los fueros penal,civil y laboral,y agradezco a la vejez la posibilidad de jubilarme, ya que no me sometería al manoseo que propicia el diputado Gutiérrez .-

    Lorenzo A.Waldemar Garcia

  3. Salomona
    1 abril 2010, 10: 44 para 10:44

    Comparto en un todo las expresiones del Dr. García, pero no deja de dolerme la realidad y de sentirme impotente ante ella. Y pienso que la única forma de contrarrestarla es resistiendo, permaneciendo en el cargo, predicando desde allí con el ejemplo. Claro que ello importa posponer la jubilación y por tanto, la tranquilidad personal en aras de intereses superiores y trascendentes que hacen a la esencia de la función judicial, último reducto, a pesar de su desprestigio, para procurar la realización de los valores inherentes y el respeto de los derechos y garantías consagrados en el ordenamiento provincial, nacional y transnacional. ¡Ése y no otro es y debe ser nuestro cometido!

Responder a maria elisa Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.